viernes, 18 de enero de 2008

Nada

Nada esperar
de nada
nada temer
(esperar es tener)
nada desesperar
de nada.

César Antonio Molina (del poemario En el mar de ánforas)

Ya lo dijo Séneca nec spes nec metus (nada que esperar, nada que temer).

Pues eso.

5 comentarios:

  1. hola! gracias por visitar mi blog y compartir mis sufrimientos con las pig's women jajajaja
    un bico!

    ResponderEliminar
  2. Es un placer leerte y comprobar que aún sigue habiendo algo de sentido común por el mundo, aunque sea por contraste :-)
    Lo de las pig's güimen es tan insólito que sólo puede ser real..., paciencia, mucha paciencia.

    ResponderEliminar
  3. Solo le pido a los dioses no tener que pedirles nada. Leí esta frase en El año de la muerte de Ricardo Reis, de Saramago y tu post me la trajo a la memoria como un chispazo.

    slds
    A

    ResponderEliminar
  4. Sí, es como aquella bienaventuranza apócrifa de que "Bienaventurados los que nada esperan porque nunca se sentirán defraudados", je.

    Gracias por venir

    ResponderEliminar
  5. El problema es como se consigue ese nirvana interior de no tener nada que esperar... Lo tengo crudo me parece, un beso C.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...