miércoles, 2 de abril de 2008

Una buena excusa

Concurso de relatos con el metro o el autobús como parte de la historia.

Hasta el 16 de abril hay de plazo..., pues lo mismo se me ocurre algo..., o no :-)

Actualización: pues sí se me ocurrió, aquí el resultado.

Cinco minutos

...aire caliente, joven con greñas añorantes de hippie, treintañera de ojeras y expresión triste,..., anda, si lo han cambiado..., orientales en grupo consultando un plano, americanas en plena conversación, pareja de turistas italianos tempraneros..., pues esos son monos..., comercial con espíritu de ejecutivo, estudiante nervioso con examen, administrativa con cara de cansancio, universitaria en tránsito..., carísimos, seguro que son carísimos..., chico alto y fornido con bolsa de deporte, niños de uniforme y madre apresurada, señora de blanco preocupada...., cada día se me hace más largo..., ejecutiva impecable de tacón y maletín a juego, señor con chaqueta y periódico en los brazos..., ya estoy en la mitad, ya ha llegado el acordeonista..., anciano con pelo blanco, chico negro de cabeza afeitada, europeo de pelo corto y piel blanca..., y esos también me gustan..., funcionaria de cabello corto caoba, veinteañera de melena larga y ondulada, muchacho con gorra..., ah, que son los mismos de antes..., latinoamericana de vaqueros ajustados, mujer paseando un libro interrumpido, aire caliente...

Quizá por esto lo llaman paseo de gracia.


Nota aclaratoria: para hacer el transbordo de la línea amarilla a la línea verde en la estación Passeig de Gràcia es necesario recorrer un eterno pasillo con el techo más bien bajo y más estrecho de lo que podría ser una anchura agradable. En sus paredes suele haber anuncios que dada su longitud se repiten. En el tiempo que nos ocupa eran de una conocida marca de zapatos y su colección para la primavera-verano. Muchas vidas se cruzan a lo largo de ese pasillo subterráneo en apenas cinco minutos.

5 comentarios:

  1. Gracias Carmen, el otro día lo vi en un pequeño anuncio en el metro y pensé en buscar las bases. Tal vez presente algo.
    Un saludo.
    (Estoy pendiente de leer tu artículo sobre "Mirall trencat" de la revista Narrativas, si puedo te diré algo)

    ResponderEliminar
  2. Presenta, presenta, que quiero conocerlo :-)

    Mejor lee la revista que la reseña, juas.

    ResponderEliminar
  3. Si tuviera eso llamado tiempo me lo plantearía, por ahora me conformaré con leer lo que los amigos manden (ya sabes quiero enlace cuando este mandado)

    ResponderEliminar
  4. Vi el otro día un anuncio en la tele del metro que decía algo así como que esos microcuentos ya se podían leer en el metro (yo al menos lo entendí así). Me pasé un minuto mirando para todos los lados buscando uno de esos cuentos en alguna de las paredes del vagón. Pero no... supongo que los colgarán después de Sant Jordi (si los cuelgan).

    ResponderEliminar
  5. Yo leí uno en esos monitores que hay en los vagones nuevos. Me gustó e intenté buscarlo en la web, pero no lo encontré: es bastante pesadito buscar algo en concreto, es poco cómoda la página.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...