lunes, 26 de mayo de 2008

...

Febrero de dos mil siete..., a la viuda aún se le caen las lágrimas un año y tres meses después..., la declaración de la renta, la última palada de tierra.

lunes, 19 de mayo de 2008

Relojes

Durante un periodo de año y medio estuve trabajando en un pueblo cercano que suponía tener que desplazarme en tren. De la estación al puesto de trabajo había un cuarto de hora andando teniendo que recorrer una de sus calles principales hasta desembocar en la magnífica Plaza Mayor.
La rutina de todas las mañanas hacía que casi fuese conociendo a todos los que hacíamos ese recorrido. De hecho localicé varios "relojes": esa gente que te cruzas todos los días en el mismo sitio a la misma hora y que te sirven para saber si ese día vas tarde.
Entre ellos había un grupo de personas muy especiales. Solía encontrármelos ya casi en los soportales y a veces esperando a alguien del grupo, cuando mi tren llegaba un poquito antes. Y siempre lo que más me llamaba la atención era sus sonrisas: las nueve y media de la mañana y estaban sonriendo. Después de ver un montón de gente en la estación esperando el tren con el gesto serio, con cara de haber dormido poco, con la cara de ir a trabajar o de afrontar un día duro teniendo que desplazarse, ellos estaban contentos.
Eran los únicos que tenían la alegría en el rostro, eran felices, incluso en esas mañanas de invierno frío y con niebla. Por eso siempre me sorprendían tanto, por su sonrisa.
Ese grupo de personas eran disminuídos síquicos. Pero yo no pude nunca dejar de pensar que los auténticos disminuídos éramos todos los demás.

viernes, 16 de mayo de 2008

Anuncio en prensa

A toda página, en página impar, 14 de mayo en La Vanguardia.





Este tipo de cosas me produce sentimientos encontrados. Pienso en el dolor que arrastra quien lo ha publicado y me siento cercana a ella. Pero por otra parte, la exhibición de ese dolor me provoca rechazo y me inclina a pensar en él como algo espurio.

Lo esencial es invisible a los ojos, no suele venir publicado en un periódico.

martes, 13 de mayo de 2008

Tres tamaños



Señor que pasaba, palmera y torre Agbar.


domingo, 11 de mayo de 2008

Premio dorado

Hace unos días que recibí por sorpresa este premio dorado gracias a la gentileza de Sirventés .

Es el primer premio que recibo y me llena de org..mo y satisfacción -o así- que me lo den y no puedo menos que agradecer sinceramente a Un mundo perplejo que se haya acordado de mí

Por otra parte, una es consciente de que dado el sistema de otorgamiento, acabará por tenerlo toda la blogosfera, pero, mira, de momento se llega por aquí :-)

Siguiendo con el ritual, pongo la imagen en el post y copio tal cual lo que significa el recibirlo:


El premio significa
* color dorado: representa sabiduría, claridad de ideas y riqueza.
* color azul: representa paz, profundidad e inmensidad.
* el trofeo en sí es una unión entre los blogueros.


Gracias al premio he descubierto blogs que no conocía, en especial el de Una japonesa en Japón que me va a venir muy bien próximamente, y contribuyo al premio entregándoselo a La funámbula y a Dos dedos de frente

miércoles, 7 de mayo de 2008

Síntomas:

cansancio, fatiga, memoria de pez, ataque de sueño como losa que te aplasta por la noche, espabilarse con el alba, nerviosismo controlado (a veces), verborrea consiguiente, decir muchas veces "gracias", pedir perdón por si acaso, exceso de explicaciones, sonreír en todo momento...

No es astenia primaveral, no es decaimiento emocional o físico, no es atenazamiento por la tensión, aunque haya momentos de saturación cerebral con riesgo de desbordamiento.

Son ganas de superación, de hacerlo cada día mejor, de aprender con cada caso, de proporcionar un mejor servicio a cada persona que viene a ti asustada, temerosa, con bravuconería o con jeta descarada.

Es mi trabajo y me siento realmente contenta. Ahora, eso sí, salgo como si me hubieran dado una paliza, je.