domingo, 29 de junio de 2008

We are the champiñons

¡Por fin!









Lo mejor que tiene el fútbol es ver cómo los tíos se vuelven como niños, como aquellos niños que jugaban al fútbol, con la ilusión de la diversión, de correr a lo tonto, de disfrutar con un balón.


Y si encima ganas, ya es la monda.

lunes, 23 de junio de 2008

Una edición más

... de Bitácoras y Libros organizada por Cuchitril Literario y el simpar Palimp que fue todo un éxito, como siempre.

Un encuentro con caras y bitácoras nuevas que añadir a la larga lista de visitas y un placer reencontrarse con las caras ya conocidas. La velada transcurrió animadamente con la charla y la cordialidad habituales..., hasta el momento que todos estábamos esperando: la lectura de los deberes.

Con la seriedad y solemnidad que el acto requería, Palimp procedió a la lectura de los deberes que previamente habíamos introducido en la bolsa mágica para garantizar el anonimato de los autores de los textos. Si los quieren echar un vistazo, sírvanse pinchar en la crónica de Cuchitril.

He de decir que yo tuve que retirarme temprano, así que ignoro lo que sucedió con el resto de la gente que dijo que iban a tomar unas copichuelas.

Fui caminando hasta la más cercana boca de Metro que me encontré y si bien es cierto que cuando bajaba las escaleras me di cuenta de que alguien a mi espalda llevaba el mismo camino que yo, no le di importancia, iba recordando la lista de cosas que tenía que hacer a la mañana siguiente. Pero entonces esa presencia apenas intuida, súbitamente puso sus manos sobre mis ojos y mi boca y me llevó hasta el recoveco del ascensor mientras me decía susurrando "no temas, sólo escúchame". Presa del terror más absoluto me quedé paralizada y esperando a que se me ocurriera algo para poder salir de allí con bien. Mientras, la persona que no logré identificar, me seguía diciendo que nos había oído en el restaurante y que suscribía aquellos deberes. Con lo que parecía una servilleta me tapó los ojos y con sus labios recorrió mi cuello tan lentamente que no pude reprimir un escalofrío. Noté cómo sus labios se posaban en los míos inmóviles durante unos segundos y luego nada, desapareció. Todavía tuvieron que pasar unos minutos para que me diera cuenta de que se había ido.

He tardado unos días en escribir esta crónica, al día siguiente no recordaba nada de aquello..., hasta que ayer volví a utilizar el mismo bolso que llevé a la reunión y vi la servilleta.

martes, 17 de junio de 2008

Post de continuidad

Volví, volví, pero en vez de jet lag, parece que tengo que recuperar todas las horas que he dejado de vivir en Barcelona, como si todo se hubiera quedado parado todo el tiempo que he estado fuera. Y además teniendo que vivir las horas que efectivamente están pasando aquí y ahora.

Así que se me acumula todo lo que quiero decir y contar; pero no hay problema, sólo hay que dejar de perder el tiempo en dormir, comer y todas esas cosas que dicen que son necesarias para vivir, je.

Pero estoy contenta, muy contenta y eso sí que es imprescindible.

P.S ¿Sólo me acuerdo yo de las locutoras de continuidad? No soy tan vieja, sólo tengo buena memoria :-P

lunes, 2 de junio de 2008

Ojo en el cielo

y pensamiento y corazón y cuerpo.
Estoy volando en estos momentos rumbo a un reino muy muy lejano. Y falta mucho, falta mucho, y llegará a faltar un poooocoooo (Shrek dixit) dentro de quince horas sólamente.
Pero el viaje también es el camino y me he provisto de lecturas y crucigramas suficientes.
A la vuelta ya contaré. De momento dejo este ojo en el cielo.



Don't think sorrys easily said
Don't try turning tables instead
You've taken lots of chances before
But I'm not gonna give anymore
Don't ask me
That's how it goes
'Cause part of me knows what you're thinkin

Don't say words you're gonna regret
Don't let the fire rush to your head
I've heard the accusation before
And I ain't gonna take any more
Believe me
The sun in your eyes
Made some of the lies worth believing

I am the eye in the sky
Looking at you
I can read your mind
I am the maker of rules
Dealing with fools
I can cheat you blind
And I don't need to see any more
To know that
I can read your mind, I can read your mind

Don't leave false illusions behind
Don't cry cause I ain't changing my mind
So find another fool like before
'Cause I ain't gonna live anymore believing
Some of the lies while all of the signs are deceiving.

Eye in the sky.- Alan Parsons Project

domingo, 1 de junio de 2008

Que tengamos suerte


Que tinguem sort.- Lluis Llach

Si em dius adéu,
vull que el dia sigui net i clar,
que cap ocell
trenqui l'harmonia del seu cant.
Que tinguis sort
i que trobis el que t'ha mancat
en mi.
Si em dius "et vull",
que el sol faci el dia molt més llarg,
i així, robar
temps al temps d'un rellotge aturat.
Que tinguem sort,
que trobem tot el que ens va mancar
ahir.
I així pren, tot el fruit que et pugui donar
el camí que, a poc a poc, escrius per a demà.
Què demà, què demà mancarà el fruit de cada pas;
per això, malgrat la boira, cal caminar.
Si véns amb mi,
no demanis un camí planer,
ni estels d'argent,
ni un demà ple de promeses, sols
un poc de sort,
i que la vida ens doni un camí
ben llarg.
I així pren, tot el fruit que et pugui donar
el camí que, a poc a poc, escrius per a demà.
Què demà, mancarà el fruit de cada pas;
per això, malgrat la boira, cal caminar.

Si me dices adiós
quiero que el día sea limpio y claro

que ningún pájaro
rompa la armonía de su canto.
Que tengas suerte
y que encuentres lo que te ha faltado
en mí.
Si me dices te quiero
que el sol haga el día mucho más largo
y así robar
tiempo al tiempo de un reloj parado.

Que tengamos suerte
que encontremos todo lo que nos faltó
ayer.
Y así toma todo el fruto que te pueda dar
el camino que poco a poco escribes para mañana.
Que mañana faltará el fruto de cada paso
por eso, a pesar de la niebla, hay que caminar.

Si vienes conmigo,
no pidas un camino llano
ni estrellas de plata,
ni un mañana lleno de promesas,
sólo un poco de suerte

y que la vida nos dé un camino bien largo.

Y así toma todo el fruto que te pueda dar
el camino que poco a poco escribes para mañana.
Que mañana faltará el fruto de cada paso
por eso, a pesar de la niebla, hay que caminar.