viernes, 1 de agosto de 2008

Soltando lastre (paréntesis)

Casi dos años, han sido casi dos años desde que apareció como un dolor insoportable, como un disparo a bocajarro, impredecible, ingobernable.
Dos años de pruebas sin resultado sabiendo que seguía ahí, que nada podía con aquello.

Porque se sabe que existe cuando duele.

Pero alguna vez tenía que llegar el día en que todo terminase.
Deshecha, fulminada, reducida a polvo; se acabó, por fin, se acabó la puta piedra en el riñón.

Sólo queda soplar, tengo que estar muy cerca del aire (y que siempre me ha gustado esta canción y me venía bien como excusa :-)


(estoy tan contenta que aún me cuesta creerlo)

(fin del paréntesis, sigo vacacionando)

2 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena!

    Adiós a la piedrilla, que nadie le dio permiso de entrar :-)

    Qué gusto me da que ya sea inexistente. Felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, gracias, me siento hasta más ligera y todo, ya ves qué bobada: la piedra pesaba más de lo que parecía :-)

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...