sábado, 29 de noviembre de 2008

Mañanas de sábado

Mi hija, ante la visión de sus padres en la cocina bailando una canción ochentera de la radio,

"Desde luego, yo debo de ser adoptada..."

7 comentarios:

  1. En realidad todos, mayormente... ;)

    ResponderEliminar
  2. Sí, todos los hijos hemos pasado por esa fase: de vez en cuando hay recaídas en la enfermedad. También se conoce como "qué raros son los padres".
    (Y tu hija tiene gracia)
    Otro más de los variados contrastes de la vida familiar!
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto qué edad tiene tu hija.
    La mía se queja con las canciones de grupos infantiles, y yo que me alegro :P

    ResponderEliminar
  4. Ana, sí, cuanto más mayores, más adoptados, juas.

    J. Addams, los padres también contratacamos con aquello de "a quién habrá salido éste" para concluir, si es algo no muy positivo, que a la familia política, que siempre es la cuna de las taras, faltaría más.

    Psikke, tiene once años y un sentido del ridículo tan grande o mayor que el que tenía su madre a su edad, sigh, pero ya me encargo yo de reírme de mí misma y un poco de ella para que vea que hacer el ganso es muy recomendable de vez en cuando.

    Un beso a todas, hermosas (que yo sé que lo sois :-)

    ResponderEliminar
  5. Qué bien despertarse así, con ese ánimo. Y qué buenos eran los 80!

    ResponderEliminar
  6. ja! eso piensan mis tres hijas, desde la que tiene casi 16 a la pequeña de 3, pero en mi caso, el baile es a solas. Aunque la mayor vergüenza la pasan al escucharme cantar, y ahi les digo, tranquilas chiquitas, sólo es cuestión de tiempo, pronto mamá íntegrará un duo, y ahi la vergüenza se elevará al cuadrado.

    ResponderEliminar
  7. Petite, jamía, es que a mí YA no me duele la espalda, cruzo los dedos que las contracturas acechan..., y también cruzo los dedos para otra cosa que te va a salir, seguro-seguro ;-)

    Pini, estoy segura de que tú cantas mejor que yo bailo -a poco-, pero dejémosles que sientan vergüenza ahora que cuando sean más mayores seguro que lo recordarán con alegría y nostalgia.

    Gracias a las dos por pasaros por aquí.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...