jueves, 20 de noviembre de 2008

Paradoja del consumidor

La culpa es de los consumidores por gastar por encima de sus posibilidades y endeudarse con créditos que los bancos les concedían para poder seguir consumiendo.


Entonces los consumidores empiezan a no gastar porque empiezan a no tener con qué y los bancos no dan más créditos para que puedan seguir comprando.


La culpa es de los consumidores que no gastan, el consumo se reduce y las empresas tienen pérdidas y despiden a los trabajadores que ahora sí que ya no van a poder ni gastar ni pedir ningún crédito.

¿En qué quedamos?

5 comentarios:

  1. Hoy te toca ser la primera. Aunque por enredadora ya me han estrenado. Cuánta ilusión. Ayer, arrebatada, me lié un blog. Seguro que me adivinas. Para divina tú.

    ResponderEliminar
  2. Vas a ser..., pero creo que no..., esto..., casualidades o serendipias aparte, ayer mismo re-editaba un post de mis primeras veleidades donde le hacía yo lo mismo al simpar Danuto.
    Sé benévola conmigo, mis uñas no son tan largas :-)

    ResponderEliminar
  3. Sí, soy yo, tu compañera de cama del finde anterio... ;) Besito!

    ResponderEliminar
  4. En que la culpa va a ser siempre nuestra :( Es fácil echárnosla :(

    ResponderEliminar
  5. nomeolviedes, chitón, que luego todo se sabe :-P

    querida petite, es que encima eso, nos mean y dicen que llueve.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...