sábado, 21 de febrero de 2009

Tiempo de máscaras


Carnaval, carnestolendas, carnestoltes..., van todos los niños de las escuelas marchando al ritmo de la alegría de ser otro, del disfraz prestado, comprado o inventado. Paradójicamente, son los niños los que más jubilosamente abrazan esta costumbre, los que no llevan ninguna careta puesta el resto del año, más transparentes cuanto más infantes.

Quizá habría que preguntarse si en algún momento nos mostramos sin antifaz alguno, si somos capaces de encontrarnos debajo de las máscaras habituales que adoptamos con la naturalidad de la rutina de los días, si nos reconoceríamos sin ellas.

En cualquier caso son días de alegría y diversión, y de ponerse hasta arriba de vida que dice la canción de Txetxo Bengoetxea


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abuelito/a , dime tú...