martes, 30 de junio de 2009

Mis personas físicas

El conductor de autobús, la joven actriz italiana que se busca la vida, la señora con fibromialgia, el taxista motero, la madre con hijo lactante y hambre inmediata, decenas de trozos de conversaciones de móviles, el ligón del teléfono móvil, el turbador parecido de un contribuyente con alguien del pasado, la viuda estafada, el listo que se hace el tonto para lo que le perjudica y el enterao para lo que le beneficia, la argentina agradecida de vivir aquí, en inglés con una rusa, mis comienzos en catalán oral, manos estrechadas, gracias no merecidas, decenas de explicaciones y preguntas rutinarias.

El año que viene más.

domingo, 28 de junio de 2009

Pasando la tarde

Revisando cintas de vídeo para reutilizarlas, me encuentro con antiguos episodios de House, otra manera de pasar la tarde del domingo.


Primer episiodio

(paciente) -Amy cree que el amor te hace cometer estupideces.
(Dr. House) -Es usted un ejemplo muy ilustrativo.
(paciente) -Es que ella no lo entiende: si no estás dispuesto a quedar como un estúpido jamás te pasará nada maravilloso..., aunque por otra parte los testículos tampoco te estallarán.


Segundo episodio (a partir del segundo 28, en inglés)

(Stacy) -Nuestra relación es como una adicción, es como...
(Dr. House) - ¿las drogas muy buenas?
(Stacy) - No, es como..., el curry de Vindaloo
(Dr. House) - Ya, claro.
(Stacy) - Es un curry indio muy picante que hacen con guindilla roja.
(Dr. House) - Ya sé qué es, no sabía que fuera adictivo.
(Stacy)- Eres áspero e irritante y resultas difícil de digerir igual que el curry de Vindaloo. Y si te vuelve loca el curry vale, pero por mucho que te guste, si tomas demasiado te acabas quemando el esófago y luego no quieres probarlo durante mucho tiempo. Pero un día te levantas y piensas «Diós, cómo echo de menos el curry»

jueves, 11 de junio de 2009

Entrevistas

No me entusiasman las entrevistas, aunque quizás debería decir que no me gustan las entrevistas malas, aquellas donde el entrevistador en vez de ser el vehículo por el que conocemos al personaje, o mejor, a la persona que es entrevistada, resulta ser la mera excusa para que se nos exhiba la genialidad del que entrevista.
Tampoco me gustan las entrevistas donde se hurga, no es elegante hurgar (ni hurgarse, je) en público, el morbo sólo está justificado en una o ninguna ocasión. Y tampoco me agradan las entrevistas-masaje, tiene que haber un término medio entre el periodista que va a la yugular y el que da jabón contínuamente, salvo quizás casos muy concretos.
Todo esto para decir que gracias a que Rosana antes de que la entrevistase Alfonso Arús en 8tv cantó una canción de su último album (en directo voz y guitarra, nada más, algo que ya no se lleva, que un cantante cante en televisión) y que me atrapó su melodía, su interpretación «unplugged» y ese último verso (sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo) que hizo que me quedase a ver qué decía.
Soy bastante infiel en cuanto a gustos musicales, me gustan las canciones aisladas, no grupos o cantantes (excepto Manolo García, mi debilidad confesada) y de Rosana no he oído más que lo más conocido y no me llamaba la atención. La entrevista ha sido una delicia, me ha gustado lo que contaba sobre su proceso creativo, su manera de trabajar, sus pensamientos sobre la crisis y cómo vivió su fulgurante éxito al principio. Y eso que dijo que como mejor se expresa es cantando, je.

Con todos ustedes, Rosana y Llegaremos a tiempo.




Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegarás cuando vayas más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más
No te rindas, no te sientes a esperar.

Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo te eche un pulso y pueda más
No te rindas, no te sientes a esperar.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo
Si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegarás cuando vayas, más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo
Si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegarás cuando vayas, más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.



P.S. Hoy es el cumpleaños de Hugh Laurie, cincuenta años le contemplan y nosotros que lo sigamos viendo.

miércoles, 3 de junio de 2009

Ejem

Tenía pendiente escribir algo sobre la novena edición de B&B, pero después de ver los posts de Letras de Arena y, sobre todo, del malvado Palimp, huelga cualquier comentario original, excepto que lo pasé estupendamente y que era agua, eh.