viernes, 30 de octubre de 2009

Polifemos

Acabo de llegar de la tertulia Polifemos y no será la última. Vuelvo llena de imágenes, vidas y poemas que me han acompañado paseando conmigo hasta mi casa envuelta en la brumosa luna y en la suave temperatura de la noche barcelonesa de octubre.
Muchas gracias a Marce y Dani y a todos los que han colaborado y nos han hecho partícipes de sus escritos, emociones y cálidas voces, un auténtico placer.
Y me llevo dos poemas que no conocía, además.

Solo de ti, lleno de ti,
esta tarde a las 7,
el ciudadano de tu ausencia
se palpaba la cara, la voz, los papelitos,
de veras comprobando
que tus ruidos andaban por sus huesos
y en general te habías ido.

Golpeó puertas, teléfonos.
La gran ciudad estaba equivocada sin tu pelo, señora,
y él sentía tirones detrás del corazón.
A lo mejor era el tabaco,
de todos modos yo soy otro:
un pedazo de ti,
alguien a quien castigan puertas, ruidos, teléfonos,
y, andá a saber por qué,
toda la parentela de la muerte.


Juan Gelman



Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.


Mario Benedetti

jueves, 22 de octubre de 2009

Más extraño que la ficción

(voz en off al final de la peli)

Al darle un mordisco a una galleta glaseada de babaria, Harold por fin tenía la sensación de que todo iba a salir bien. En ocasiones, cuando nos perdemos en el miedo y la desesperación, en la rutina y la constancia, en la desilusión y la tragedia, habría que dar gracias a dios por las galletas glaseadas de babaria.
Y, afortunadamente, incluso cuando no hay galletas, aún nos puede reconfortar una mano conocida acariciándonos, o un gesto amable y cariñoso, o un apoyo sutil para respirar la vida, o un abrazo tierno, o unas palabras de consuelo. Y no olvidemos las camillas de hospital, y los tapones para la nariz, y la repostería que sobra, y los secretos susurrados, y las fender stratocaster, y, tal vez, alguna que otra novela.
Y hay que tener en cuenta que todas estas cosas, los matices, las anomalías, las sutilezas que creemos que no son más que complementos en nuestras vidas, de hecho están presentes para una causa mucho mayor y más noble..., están para salvarnos la vida.

Sé que la idea resulta extraña, pero también sé que es la puta verdad, aunque nos intenten engañar: la vida no va de ser el mejor, el salvador del mundo, el premio Nobel, el exitoso autor, actor, cantante o político..., aunque puede llegar a serlo. Pero toda esa gente que triunfa, si es realmente sincera, su mejor momento en la vida es cuando vio nacer a hijo, comió en casa de su madre su comida preferida, le dijo que sí su novia o novio de toda la vida, se reconcilió con su mejor amigo, se quitó los zapatos en su casa después de un día de lluvia y trabajo espantoso o todas esas cosas que se dicen en la peli que quizá no tengan importancia, pero que conforman nuestra manera de ser en el mundo y la mejor razón para dar sentido a la vida, si es que hay que buscarle uno.

Hace años, muchos ya, leí por primera vez una frase que no sé de quién es, pero que consiguió que me replanteara mi forma de ver el mundo: «lo insignificante es tan importante como todo lo demás»..., yo soy la de abajo a la izquierda :-P


Ah, y si alguien quiere ver una película un sábado por la tarde con mantita y café con leche y galletas, hagánse con Stronger than fiction. Para los que no, pueden leer una sinopsis exhaustiva aquí.

lunes, 19 de octubre de 2009

Lunes

(Hugh Laurie) Dr. House: -Todos somos imbéciles, hace que la vida sea interesante.

(Franka Potente) Lydia: - Estoy harta de que la vida sea interesante.

El diálogo fue el jueves, primer capítulo de House de la sexta temporada, pero es que hoy comienzo la semana muerta de cansancio y absurdamente melancólica.

Arrastrándome ando.

Y aún es lunes.

Uf.

jueves, 15 de octubre de 2009

Blog Action Day: Climate Change

El cambio climático. Se pone uno a pensarlo y dice, bueno, quizá hace más calor en verano que antes, y también más frío en invierno, llueve menos y cuando se pone lo hace torrencialmente. Tampoco es tan grave la cosa, ya parece que van poniendo remedio, que si los coches ecológicos, los sprays sin CFC, hay gente que recicla y todo, bueno, pues ya están en ello.
Pues no. Al final todo es cosa de todos. Porque si todos hacemos poquita cosa pero hacemos algo, al final muchos algo es un mucho. Y hay muchas cosas a hacer al alcance de nuestra mano, sobre todo porque no nos cuesta tanto trabajo una vez que lo incorporamos a la rutina. Un día empezamos guardando los periódicos para tirarlos al contenedor de papel y al poco parece que lo hemos hecho toda la vida. Y luego te das cuenta de lo sucio que está todo y te da vergüenza tirar primero un papel de un caramelo y luego hasta las cáscaras de pipas o las colillas al suelo. Todo es cuestión de ponerse y de tener un mínimo de sensibilidad.
Y más adelante dejas de comprar cosas que vengan envasadas, reutilizas las bolsas, llevas lo que no se puede tirar a la basura al Punto Limpio que total pilla de paso dando un paseo, etc.
Porque hay cosas que no podemos hacer, pero otras sí, y como decía el otro «Lo insignificante es tan importante como todo lo demás». Y muchas veces en la vida lo insignificante es lo que le da sentido..., pero eso es otra historia y otro post que tengo en mente.

Y hay iniciativas realmente curiosas como la arquitectura verde o el bosque de árboles solares, una gozada.

De momento, quedémonos con otra de las consecuencias terribles del cambio climático: la cerveza está empeorando por su culpa.


ANDREA MAYO
Martes, 15 de Septiembre de 2009
Quizás parezca irrelevante, pero el llamado calentamiento global va a preocupar a más gente cuando se extienda la información que ha recopilado el Instituto Hidrometeorológico Checo. La calidad del lúpulo Saaz, culpable del sabor de la cerveza, ha empeorado tras el ascenso de las temperaturas.
Según los científicos checos el lúpulo Saaz ha empeorado su calidad a razón de un 0,06 % anual desde 1954. La investigación ha abarcado hasta el año 2006 y ha estudiado las variantes climáticas, el rendimiento de la agricultura y la calidad los cultivos en la República Checa. La concentración de ácidos alfa del lúpulo Saaz ha disminuido un 3,12 % en 52 años.
El lúpulo Saaz debe tener un 5% de estos ácidos para producir la leve amargura de las cervezas tipo Pilsners (como Budweiser o Pilsner Urquell). Este tipo de cerveza, gracias a su sabor, se situó como una de las cervezas checas con mayor reputación desde su creación, en 1842, por un cervecero bávaro llamado Josef Groll.
"Las famosas regiones vinícolas de Alemania Oriental y Central de Eslovaquia se enfrentan a la misma situación" apunta Francesco Tubiello, especialista en cultivos de la Comisión Europea.
El científico medioambiental Jim Salinger, del Instituto del Agua e Investigación Meteorológica de Nueva Zelanda, señala como los cultivos de malta en Oceanía se han visto muy afectados por el ascenso de las temperaturas. Esta destrucción de los cultivos de malta reducirá drásticamente la producción en los próximos 30 años, lo que incrementará notablemente el precio de la cerveza, según explicaba Salinger.
En el año 2007, en Alemania, el precio de la cerveza se había duplicado en un periodo de tiempo de dos años. La causa provenía del aumento en cultivos para biocombustibles ecológicos. Estos cultivos producen más beneficios a los agricultores y la cerveza se vio perjudicada involuntariamente por la evolución agrícola del país.
En definitiva, los incondicionales bebedores de cerveza se aliarán contra el cambio climático, aunque sea dentro de un bar.

miércoles, 7 de octubre de 2009

No al Recorte del Presupuesto en I+D

-«Pero si tú eres de letras...»
- ¿y? ¿y? ¿y?



Ahora lo entiendo, lo del rechazo de los JJOO era una señal: dejaos de gilipolluás y atended a lo que importa, ¡trasvase de fondos ya!

El presupuesto del COJO de Madrid 2016 sería de cerca de 2.000 millones
Los ingresos del COI en los Juegos en la capital española estarían libres de impuestos
MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -
El presupuesto del Comité Organizador (COJO) de los Juegos Olímpicos de 2016 será de 2.600 millones de dólares (2.000 millones de euros) y el externo es ligeramente superior a los 3.400 millones de dólares (más de 2.500 millones de euros), del que más del 70 por ciento se destinará a la Villa Olímpica si Madrid resulta elegida el próximo 2 de octubre en Copenhague sede de la cita olímpica.
Los ingresos del Comité Olímpico Internacional (COI) relacionados con los Juegos Olímpicos de Madrid en 2016 serían libres de impuestos y el 90 por ciento de los ingresos estará garantizado si la capital de España es elegida sede.
Además, el 90 por ciento de los ingresos, el 40 procedentes de la contribución del COI, patrocinios TOP y subsidios paralímpicos proporcionados por las tres administraciones públicas, y el 50 del patrocinio local, licencias y ventas de entradas, "está asegurado".
Asimismo, el régimen fiscal que se aplicaría en los Juegos sería el mismo que el de los Juegos de Barcelona'92 y el que se usó más recientemente en la 32 edición de la America's Cup de vela en Valencia.

P.S. Una iniciativa de La Aldea Irreductible.

domingo, 4 de octubre de 2009

De aviones, mares y cielos trufados














Una jornada espectacular, sin duda, aunque la luna llena de esta noche en la playa no lo ha sido menos.
Pero de ella no tengo fotos..., aún...



Sempre plou vora la mar.
Ja ningú visita la tètrica ciutat
I un rostre blanc passeja d’amagat
i mans a les butxaques ha trobat la soletat.
I l’aigua regalima pel paraigues destapat.

Hi ha una roca prop la mar
i l’intrèpid passatjista s’hi tira de cap,
sabates i corbata dins l’oceà
i apagant les seves penes, s’endinsa en l’aigua fosca…
Com un espantaocells…

Hi ha ocells vora la mar,
rodejant el cos asmàtic lluny de la ciutat
i l’arrosseguen milles creuant l’oceà.
Simulant sobre carenes, l’home vola i no s'ofusca;
com un espantaocells…, com un espantaocells...

Cap al centre del sol i al vell mig del cel.
I ningú mai l’ha trobat però tampoc mai l’han buscat
Perquè el paisatge és tancat.
Perquè el paisatge és tancat.

I entre mil postes de sol, sirenes, princeses,
Balls de taurons i allaus de cançons.

Com un espantaocells, com un espantaocells.

I cap al centre del sol vola l’espantaocells,
i ningú mai l’ha trobat però tampoc mai l’han buscat
Perquè el paisatge és tancat.
Perquè el paisatge és tancat.

jueves, 1 de octubre de 2009

El animal moribundo

Es mi primera novela de Philip Roth. No será la última.

El monólogo dialogado, y la nada técnica manera de descripción de la voz utilizada para narrarnos la historia, hace al lector espectador de una larga conversación con alguien cercano y conecta desde el primer momento. Conocemos así la vida del liberal y promiscuo (todo por la libertad) profesor de literatura en una Universidad americana y su más obsesiva conquista, la cubana Consuelo Castillo. El narrador muestra su vida a retazos de su memoria del camino ya recorrido y los «cadáveres» de sus amores y familia desperdigados; a veces justificando lo injustificable, a veces exponiendo sus defectos para hacerse perdonar (no soy tan malo, es que me han hecho así).
Así a través de la conversación mantenida con su interlocutor muerto aparecen sus temas recurrentes, el sexo y la muerte, y el retrato del ambiente de su entorno como profesor universitario.

Una novela que se deja leer y que hace infumable hasta la náusea, si no lo era ya antes, la película de Isabel Coixet -Elegy-, basada en el libro.