viernes, 30 de octubre de 2009

Polifemos

Acabo de llegar de la tertulia Polifemos y no será la última. Vuelvo llena de imágenes, vidas y poemas que me han acompañado paseando conmigo hasta mi casa envuelta en la brumosa luna y en la suave temperatura de la noche barcelonesa de octubre.
Muchas gracias a Marce y Dani y a todos los que han colaborado y nos han hecho partícipes de sus escritos, emociones y cálidas voces, un auténtico placer.
Y me llevo dos poemas que no conocía, además.

Solo de ti, lleno de ti,
esta tarde a las 7,
el ciudadano de tu ausencia
se palpaba la cara, la voz, los papelitos,
de veras comprobando
que tus ruidos andaban por sus huesos
y en general te habías ido.

Golpeó puertas, teléfonos.
La gran ciudad estaba equivocada sin tu pelo, señora,
y él sentía tirones detrás del corazón.
A lo mejor era el tabaco,
de todos modos yo soy otro:
un pedazo de ti,
alguien a quien castigan puertas, ruidos, teléfonos,
y, andá a saber por qué,
toda la parentela de la muerte.


Juan Gelman



Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.


Mario Benedetti

4 comentarios:

  1. Me alegra mucho que hayas podido ir a la tertulia y que todo esté saliendo bien. Tengo ganas de ir y por una cosa o por otra no he podido.
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes que ir que disfrutarás mucho, la siguiente es el tres de diciembre ¡ve reservando fecha!
    Otro para ti y si, hasta muy pronto :-))

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por poner tu sensibilidad en nuestras manos; trataremos de ir ajustando tuercas para que ese espacio sea cada vez más de muchos y desde ya estás invitada a participar.

    abrazote
    musa

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por dejarnos compartir vuestro espacio, a la próxima allí me tendréis e intentaré aportar más que nada para compensar lo que recibí, que fue mucho.

    un beso

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...