domingo, 10 de enero de 2010

Estoy sin estar

Quicir, que ya ha pasado lo peor, lo muy peor, y se inicia la convalecencia. Que tengo muchas cosas atrasadas en el MundoReal™ y a ellas voy a estar dedicada en cuerpo y alma o mente hasta febrero. Y para que salgan como tienen que salir, es decir, bien, se impone una autorrestricción de internet importante. Cierto es que sí que dedicaré algunos minutos a mirar el correo, que no sé si a contestarlo, y poco más, internet también forma parte de mi vida y también quiero recuperarlo.

Y de momento nada más. Sólo compartir una tontería. No soy dada a creer en magias, misterios y similares, quizá porque con lo que hay palpable y visible me basta y me sobra, pero tengo una pequeña debilidad desde que descubrí una página de horóscopos en internet que olvido a los dos minutos: la que escribe un señor que se lo curra, o al menos parece que se lo curra, diría incluso que las predicciones no se las encarga a un becario, aunque todo es posible. Desde que le leo no se ha repetido ni una vez, o no al menos con las mismas palabras o en lo que respecta a mi signo. El caso es que si una pone buena voluntad puede pensar que sí se puede dar por aludida..., como ocurre con todos los horóscopos, claro. Lo que más me gusta es que aunque te diga algo no muy favorable, siempre termina viendo todo por el lado positivo.

Y este fin de semana la previsión para mí ha sido ésta:

Algunas veces los acontecimientos más difíciles o incluso penosos de la vida pueden hacernos mucho más bien que los acontecimientos agradables. Pueden impulsarnos a hacer algo y hacer que veamos nuestras verdaderas prioridades bajo una luz mucho más clara. Todavía no te has recuperado de un breve susto en cierto modo repentino. No estás seguro de si lo que sientes es una falsa bravuconada o de si es una auténtica nueva sensación de determinación. Sin embargo, está claro que finalmente un problema va a llegar su fin. Los próximos sucesos te darán una buena razón para alegrarte de todas esas recientes experiencias. Te mereces tener mucha más confianza en el 2010 y la vida tiene la intención de hacer todo lo posible para ayudarte a que esto suceda.

Y será una tontería, pero es exactamente lo que siento en estos momentos. Y no me parece un mal comienzo de año, no señor.

En febrero más.

N.B. Sigo dejando cerrados los comentarios para evitarme tentaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abuelito/a , dime tú...