lunes, 20 de septiembre de 2010

Cursa cursando


«Si yo puedo, tú también» era lo que ponía en la camiseta de una corredora el domingo.
Sólo diré una palabra: pude.

Y como dice la canción, ya no miro nunca atrás.





Gratitud.-Damià Olivella

No et demano que m'esperis
que no fugis lluny de mi
no vull ser el que t'escolta
quan no saps el que vols dir

No et demano que em sorprenguis
sols digue'm la veritat
no vull que et facis enrere
sense pressa arribarà

Ja no mires mai enrere
perquè et sents acompanyat
perquè saps que amb un somriure
tornaré

Ja no et queda res a perdre
perquè tot ho vols donar
vius al dia
saps que mai no es massa tard

Sols regala'm un somriure
si és alegre el teu moment
si sents lliure les idees
sigues sempre el que vols ser

Ja no em queda res per perdre
ja no vull amagar res
i quan tornis tant sincera
jo podré veure qui ets

ja no mires mai enrere
perquè et sents acompanyat
perquè saps que amb un somriure
tornaré
ja no et queda res a perdre
perquè tot ho vols donar
vius al dia
saps que mai no es massa tard

no deixaré (que) res ni ningú
em pugui prendre el meu present
i seguiré al teu costat

ja no mires mai enrere...

jo no vull que siguis meva
sols et vull al meu costat
tant me fa si vens et quedes o te'n vas
gràcies per deixar-me veure
que em mereixo aquest regal
que estimant mai res no em tornarà a fer mal

No te pido que me esperes
que no huyas lejos de mí
No quiero ser el que te escucha
cuando no sabes lo que quieres decir

No te pido que me sorprendas
sólo dime la verdad
No quiero que te eches atrás,
sin prisa llegará

Ya no miras nunca atrás
porque te sientes acompañado
porque sabes que con una sonrisa
volveré

Ya no te queda nada que perder
porque todo lo quisiste dar
vives al día
sabes que nunca es demasiado tarde

Sólo regálame una sonrisa
si estás en un momento alegre
si te sientes libre, las ideas
Sé siempre lo que quieres ser

Ya no queda nada que perder
Ya no quiero esconder nada
Y cuando vuelvas tan sincera
podré ver quién eres

No dejaré que nada ni nadie
pueda tomar mi presente
y seguiré a tu lado

Yo no quiero que seas mía
sólo te quiero a mi lado
me da igual si vienes, te quedas o te vas
Gracias por dejarme ver
que me merezco este regalo
que no amando nunca
nada me volverá a hacer daño.

10 comentarios:

  1. Hola C.
    No me conoces, pero me he colado en tu blog. Desde hace varios meses, deambulo por la red leyendo blogs que me digan algo. Estoy un poco perdida desde febrero,y busco, busco..como la canción de Bebe.Me he detenido al ver la canción de D. Olivella, que me encanta y he leído tus enlaces de "Mi pequeña historia". Deduzco que has superado una fase difícil de tu vida y te superas día a día corriendo. Enhorabuena.
    Yo paso por una mala racha personal, con una mala hora bruja después de comer que intento superar buscando algo. Además en julio, ya en ésta mala época de mi vida tuve un acidente en el que me detectaron rotura de coxi. Sólo ahora, en concreto ayer, y después de que no fuera normal los dolores de espalda que desde entonces tengo, me han detectado rotura de dos vertebras y algo escoñadas otras y me han enfundado en un corsé y ala reposo absoluto. Yo no se estár mala y me siento hundida en la mierda, pero me ha animado leer tu historia. Gracias y de nuevo enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. No tenía dudas de que podrías (hay veces en que el peor enemigo de uno es uno mismo) pero me alegro de que tú te lo hayas creido ya jajaja. La canción es preciosa, ¡vivan las letras positivas! (Una última cosa, si te vas a NY para la maratón ¡llévame!)

    ResponderEliminar
  3. @Carmela, bienvenida y me alegro de que te haya podido ayudar en algo, sea lo que sea. Acuérdate de todas formas que es más fácil curar el cuerpo que la mente, así que lo más importante es no comerse el coco, pensar en positivo, o mejor, dejar de pensar y que el tiempo, la naturaleza y la medicina siga su curso. Y mientras disfrutar de lo que se pueda cuando se pueda, que eso es lo que llevamos por delante, un beso.

    @ladydark, sí señora, pude participar, pude acabar y lo pude en menos de una hora, uah, subidón el momento de atravesar la meta con un montón de gente. Lo de la maratón..., largo me lo fías, pero cualquiera sabe, mai no es massa tard... :-P

    ResponderEliminar
  4. Gracias C. de corazón. ¿sábes, eres la primera persona que en estos últimos meses ha tenido el detalle de contestar a un comentario mío dejado en la red.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. @Carmela, no me sorprende y me sorprende a la vez: no sé si es la dispersión, la falta de tiempo o la desidia directamente, pero cada vez ocurre más esa brecha en la comunicación. Personalmente opino que si tienes un blog público donde expones tus cosas, las que sean, al aire lo mínimo es contestar los comentarios, pero también entiendo que uno en su casa puede hacer lo que quiera.
    En fin, que yo intento no dejar a nadie sin contestar porque me parece de mínima cortesía y, sobre todo, porque me gusta la gente.
    Y cuando te canses de que no te respondan, hazte un blog :-D

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Mi comentario iba mas para agradecerte el detalle de tu respuesta, que para criticar a nadie.Y más, invadiendo el espacio de alguién que ni siquiera me conoce.
    Sabes, una buena amiga me enseñó que todo el mundo tiene derecho a expresarse, a dejarse oir, es libre de hacerlo, al igual que el resto del mundo, es libre de oirlo o no.
    Se nota que te gusta la gente. Y me gusta tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. @dragonfly, un beso grande
    @Carmela, ¡te lanzaste! Me parece estupendo, ánimo y tranquilidad, que lo demás irá surgiendo. un beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias C.
    Imagino el riesgo, intentaré marcar el ritmo lo mejor que pueda, y cuando no me compense o me resulte gratificante, me detendré y cambiaré el curso. En realidad no es nada concreto, ni siquiera tiene un guión, pero me muevo por impulsos. Unos salen bien y otros son desastrosos, pero soy así. Este que comienzo durará lo que tenga que durar.
    Gracias de nuevo, un beso.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...