lunes, 15 de noviembre de 2010

Un montón de palabras

Hace ya casi un mes que tuvo lugar el primer festival de narración oral de Barcelona «Munt de mots» (montón de palabras)...,no, esto no es un blog de actualidad, me temo. El hecho es que fue una oportunidad estupenda para descubrir voces nuevas y disfrutar con las ya conocidas.

Pude oír a Juan Pablo Fuentes en su sesión erótica, a Tim Bowley y Charo Pita en «Hilando cuentos» (Tim narra en inglés y Charo traduce al castellano pero no son un narrador y una traductora, son dos cuentacuentos explicando un mismo cuento a dos voces) y, cómo no, a mi querido Félix Albo en su vertiente infantil y adulta, magnífico, como siempre en las dos.
La clausura del festival fue de la mejor manera que podía ser, con un breve, aunque a veces no tan breve, cuento de muchos de los participantes como Alekos, la genial Martha Escudero, y el gran, y no sólo por su envergadura, Boniface Ofogo y muchos más que se sucedieron en aquella noche repleta de historias fantásticas y de a pie, de elefantes, de mundos que nacen y de persecuciones que acaban como cumpleaños.
No deja de fascinarme el mundo de la narración oral, en ocasiones tan parecida al teatro, otras tan íntima como una voz en tu habitación.
A veces cuando comento que voy a ir a escuchar a un cuentacuentos noto miradas. Sé lo que piensan y no me importa, yo sí que sé lo que se pierden.

Como casi siempre acompañando al post, una canción que habla de reyes, de héroes y de poetas de verdad, como todos los cuentos que puedan contarse.





Terra trencada.- Beth
S’ha apagat el foc fred de mirada tèbia
s’ensorren els edificis al teu pas
i ha mort el cor de la guineu més jove
i les llàgrimes, les llàgrimes un mar
diga’m on vas
terra trencada
que la meva ombra dissecada vol saber
de reis,
d’herois,
de la magnificència de la mort
de sort, dels aires
dels poetes de debò.
S’ha desfet el glaç calent amb comptagotes
s’ha submergit vergonyós l’iceberg
S’amaguen porucs els crancs rere les roques
i les llàgrimes són llàgrimes del cel
diga’m on vas
terra trencada
que la meva ombra dissecada vol saber
de reis,
d’herois,
de la magnificència de la mort
de sort,
dels aires dels poetes de debò.
diga’m on vas
terra trencada
diga’m on vas
terra trencada
diga’m on vas
terra trencada

Se ha apagado el fuego frío de mirada tibia
se derrumban los edificios a tu paso
y ha muerto el corazón del zorro más joven
y las lágrimas, las lágrimas un mar
dime donde vas
tierra rota
que mi sombra disecada quiere saber
de reyes,
de héroes,
de la magnificencia de la muerte
de suerte, los aires
los poetas de verdad.
Se ha deshecho el hielo caliente con cuentagotas
se ha sumergido vergonzoso el iceberg
Se esconden miedosos los cangrejos tras las rocas
y las lágrimas son lágrimas del cielo
dime donde vas
tierra rota
que mi sombra disecada quiere saber
de reyes,
de héroes,
de la magnificencia de la muerte
de suerte,
los aires de los poetas de verdad.
dime donde vas
tierra rota
dime donde vas
tierra rota
dime dónde vas
tierra
rota

6 comentarios:

  1. Qué bien suena todo. Suena a palabras, suena a tiempo ganado, a cuentacuentos.

    Kisses,


    Marta

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Marta, espero que tú un día también los disfrutes.
    more kisses

    ResponderEliminar
  3. Me entusiasma la belleza de la narración oral, me parece encomiable que aún queden un puñado de personas que crean que existen otras maneras "antiguas" de acercarse a la creación literaria... Y que haya otro gran puñado de personas dispuestas a dejarse llevar por ese espíritu.

    ResponderEliminar
  4. Por aquí, por estos lares dónde yo vivo, hay aún poca oportunidad de asistir a reuniones de este tipo, restringidas más bién a fiestas infantiles, pero poco a poco van haciéndose un hueco. Me gusta asistir cuándo tengo oportunidad, casi tanto cómo un vicio secreto que son los títeres.
    Saludos Carmen.

    ResponderEliminar
  5. @ladydark, sí, es sorprendente que sobreviva a este mundo tan tecnológico, pero al final es como la pintura y la fotografía: una historia puede ser leída, hecha película o contada de viva voz y ser la misma pero muy diferente. La gracia es disfrutarla en cualquier estado.

    @Carmela, si entras en las páginas de estos cuentacuentos o narradores orales como ellos se definen, (a mí la palabra cuentacuentos me resulta mucho más entrañable, aunque, ciertamente, no son sólo cuentos, sino historias)verás que viajan por toda España. Es cuestión de estar un poco atenta y ver si vienen. Y si no, proponerlo a tu biblioteca de barrio o centro cívico más cercano. Suelen tener repertorio para adultos, jóvenes y niños.
    (Parece que fuera la representante, juas, pero no, sólo me une la amistad con uno de ellos que fue el que me descubrió este mundo tan fantástico)

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...