domingo, 15 de mayo de 2011

El año que viene

-Ya es el segundo año que vengo a lo mismo, mire, ¿no podría hacer usted para que me lo enviasen a casa y ya lo confirmo?
-Es que no es posible porque usted tiene más de dos imputaciones de renta que son las que caben en el borrador, pero no se preocupe que no tardamos nada en hacer el Padre, que la suya es muy sencillita, ¿soltero, casado...?
-Ayer hizo dos años que falleció mi mujer..., pero es que el año que viene no sé si podré venir y...
-No pasa nada, si no puede le firma una autorización a alguien que pueda venir y se la hacen, que traiga el dni suyo también y no hay problema.
-Es que, sabe, me han diagnosticado un tumor y yo creo que el año que viene ya...
-El año que viene va a volver a aquí usted, Antonio, y además va a hacer la declaración en esta mesa y conmigo, estoy segura de ello, ¿me oye, Antonio?
-No sé...
-El año que viene le espero, ya verá que sí, no me deje mal, ¿eh?
-Muchas gracias, señorita.
-Muchas gracias a usted, y mucho ánimo y fuerza..., nos vemos el año que viene.
-Sí.

Y han pasado tres días y aún recuerdo y siento esa mirada.



Als peus del Tibidabo, ben abraçada pel mar
entre les fosques aigües del Besós i el Llobregat,
foradada per sota i amb un cel contaminat
dins d'un caos d'infraestructures, una preciosa ciutat.

Jo visc a Barcelona i em moro de calor
mirant de sobreviure dins el gran aparador
el Fòrum i el civisme per mi són pura invenció
jo sóc de Barcelona, nascut al barri del Clot.

Caminant pel Passeig del Born
fotos al cap d'anys anteriors
avui sopem a La Cocotte.

I passejant per Sant Andreu
records de nits adolescents
distorsionats però ben presents.

Els Jardinets de Gràcia, la Rambla del Poblenou
tants carrers tan plens de màgia, milers de llums i colors
la capital d'Europa, de la pau i el bon futbol
Xavi, Iniesta, Messi, Bojan, Piqué, Guardiola i Puyol.

I què collons Can Fanga ni què cal pixapins
què passa amb Barcelona i amb tot el que tenim
si aquí també hi ha platges (si és que ho podem dir així)
la Icària, la Marbella, Bogatell, Txernòbil.

I un munt d'història a cada pas
romans, hebreus, fatxes, cristians
i un terrible setge als catalans.

Vinguem del nord, vinguem del sud
de terra endins, de mar enllà
sobreviurem junts en aquesta ciutat.

I cada dia ho veig més clar
que de moment jo d'aquí no vull marxar
això ja ho farem demà.

Que no morí la gent
que no morí l'ambient
que no morí l'amor
que no morí el rock'n'roll

Barcelona.- Martí Soriano

Añadido de hoy mismo:
-Porque yo ya tengo ochenta y dos, ¿sabe?
-Ah, pues está usted muy bien, ya me gustaría a mí estar así si llego, que lo bueno es cumplir y encontrarse bien.
-Es que a mí me pasa como a mi padre que decía que él no se quería morir, que a él lo tenían que matar y murió a los noventa y cuatro años, ya ve.
-Qué bueno, sí señor, ese es el espíritu, nada de morirse uno.

Filosofías de a pie a las diez de la mañana.

6 comentarios:

  1. No me extraña Carmen que estes recordándole. Ojalá le etiendas el año que viene.
    Un abrazo y me alegra saber de ti.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Humor negro: le podías haber dicho que en cielo hay otra delegación y cosas así como: "Hacienda nunca olvida". Pero bueno, si tú le esperas, será mejor que el hombre se presente el año que viene, para así no defraudarte.

    La canción me ha parecido muy bonita, la podríamos casi emparentar con ese otro himno de Barcelona en el que se ha convertido Cadillac solitario de Loquillo.

    ResponderEliminar
  3. Bueh ahora que me doy cuenta toda la letra es un pupurri de referencias.

    - Als peus del tibidabo... Cadillac solitario de Loquillo.
    -... i em moro de Calor. Mediterraneo de Rebeldes.
    -I què collons...Miami beach de Lax'n'busto.
    -Vinguem del nord, vinguem del sud... Himno del Barça.
    -Que no mori la gent... Que no se extinga la llama de Seguridad Social.

    Bueh, lo admito alguna está cogida por pinzas, pero es que mi mente está muy enferma, y últimamente está muy bulliciosa. :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Carmela, ando muy liada y muy cansada, lo normal en estas fechas y que siguiera así todo el año que no me quejo, pero lo acuso. Otro beso grande para ti, por cierto, ¿tienes FB? búscame, si quieres, con la dirección de correo del blog :-)

    @Vigo, ayer una viejecita echó mano de sus ochenta y seis años para que le diera pena y decirme que para cuando la quisieran requerir ella ya estaría muerta..., hay de todo, ya ves.
    La canción la oí en la radio una noche y me llamó la atención, me sonó a la versión catalana -es un decir- del famosérrimo himno oficioso de Madrid «Pongamos que hablo de Madrid» y me gustó mucho. Coincido en tus referencias, pero a mí lo de «jo visc a Barcelona» me sonó al «visc a Barcelona, visca Barcelona» aquel eslogan municipal y el «em moro de calor» a la canción de El Último de la Fila «Como un burro amarrado a la puerta del baile».
    No conocía Miami Beach ni Que no se extinga la llama, gracias, si yu dijous que vé? :-)

    ResponderEliminar
  5. Sí, yo mismo me di cuenta de que la referencia al Ultimo de la fila era mucho más afortunada que la de Rebeldes, pero hacer 3 Comments míos seguidos antes de que tú me hubieras contestado, me parecía excesivo ;D ja,ja.


    Yu si mi el dijous, además vendrá mi amiguete Carles a hablar un poquito sobre Cortázar, y me apetece mucho verle. Cuento contigo, también. Eh!

    ResponderEliminar
  6. Doncs ens hi veiem.
    (¿que sembla que no sóc barcelonina parlant, que faig servir els pronoms febles? XDD )

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...