lunes, 27 de junio de 2011

Primer plato

Pimientos, cebollas y berenjenas recién asadas. Toca seguir sudando, ahora más que los pimientos con trapo encima, para pelarlos mejor. Tirando despacio sale la piel casi entera, luego el truco funciona. Entonces mete el cuchillo por entre la piel de la berenjena y poco a poco sale la carne. Con todo ya limpio hace tiras que va colocando en un plato que después aliñará al irlo a comer. El primer plato está listo: ligero, digestivo y cardiosaludable que se dice ahora.
Y de postre, cerezas. Últimamente come menos, un par de kilillos rebeldes tienen la culpa, no es ningún sacrificio respecto a la vida de antes..., de antes sí era esa mirada, esa mirada triste como se adivinaba ya también en aquel ojo de avatar de años ha. Costaba de reconocer y de creer que hubiera venido. E igual que vino se fue, como los dos kilos, la escalivada le había salido buenísima.

Eres áspero e irritante y resultas difícil de digerir igual que el curry de Vindaloo. Y si te vuelve loca el curry vale, pero por mucho que te guste, si tomas demasiado te acabas quemando el esófago y luego no quieres probarlo durante mucho tiempo. Pero un día te levantas y piensas «Diós, cómo echo de menos el curry»
(Stacy a G. House)







Caic,
a poc a poc me'n vaig,
la física em captiva i la gravetat m'inclina
als teus peus.
Caic,
al mateix temps desfaig,
els nusos que regiren aquest fràgil equilibri,
meu.
Res no dura gaire,
em moc, no sóc d'enlloc,
d'aquest país d'aire.
Mai, tornaré a viure, mai
amb el pes que arrossega la mentida, la rutina, el trist engany,
sense final jo caic,
el món sencer s'estimba contra els vidres dels meus dies,
Caic,
m'enfonso dins l'aigua,
la corrent em porta a prop,
del meu país d'aire.
L'impuls d'un instant,
dibuixa el meu salt,
travessa els espais en blanc.
Arribes, te'n vas,
la vida es desfà,
invisible en el mar dels anys.
Canto sense xarxa,
salto i sempre caic.
Res no dura gaire,
em moc, no sóc d'enlloc
del vell país d'aire.
L'impuls d'un instant,
dibuixa el meu salt,
travessa els espais en blanc.
Arribes, te'n vas,
la vida es desfà,
invisible en el mar dels anys.

Caigo,
poco a poco me voy,
la física me cautiva y la gravedad me inclina
a tus pies.
Caigo,
al mismo tiempo deshago,
los nudos que rigieron este frágil equilibrio,
mío.
Nada dura mucho,
me muevo, no soy de ninguna parte,
de este país de aire.
Nunca, volveré a vivir, nunca
con el peso que arrastra la mentira, la rutina, el triste engaño.
Sin final yo caigo,
el mundo entero se despeña contra los cristales de mis días.

Caigo,
me hundo en el agua,
la corriente me lleva cerca,
de mi país de aire.
El impulso de un instante,
dibuja mi salto,
atraviesa los espacios en blanco.

Llegas, te vas,
la vida se deshace,
invisible en el mar de los años,
Canto sin red,
salto y siempre caigo.
Nada dura mucho,
me muevo, no soy de ninguna parte
del viejo país de aire.
El impulso de un instante,
dibuja mi salto,
atraviesa los espacios en blanco.
Llegas, te vas,
la vida se deshace,
invisible en el mar de los años.

Caic.- Gerard Quintana

2 comentarios:

  1. Perfecto Doña Carmen, como el curry, en su justa medida, ni más ni menos. ¡Qué exacta eres, jodía!

    ResponderEliminar
  2. Entre jodía y jodona, pero siempre con buen corazón, eh..., y ahora siempre «ambíl·lusió» ^^

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...