viernes, 29 de julio de 2011

La petita rambla del poble sec

Otra excursión urbana del programa Quedem! a la que he asistido y, como siempre, tan interesante y agradable gracias a la tarea de la guía Núria con la que ya visité en otra ocasión esta ciudad de los prodigios y su paseo correspondiente, pero que no me agradó tanto (la novela) como para dedicarle una entrada. En esta ocasión no hay excusa librera por medio, pero la visita sí se merece un post-ito.

El Poble Sec es un barrio de Barcelona situado entre la avenida del Paralelo y la montaña de Montjuïc. Lo único que conocía de él es que era el barrio natal de Joan Manuel Serrat (y según la Wikipedia, también de Jaume Sisa y Julia Otero, curioso). Gracias a la visita ya sé que no siempre fue un Pueblo Seco, sino todo lo contrario, donde había huertas, las de Sant Bertran, que junto con la França Xica y Santa Madrona configuran lo que es el actual barrio de Poble Sec. Hace unos años el historiador Miquel Badenas escribió Fets i gent del Poble Sec i el Paral.lel d'abans del que habla en este reportaje de El País , ilustre vecino fallecido poco antes de su publicación.

Buscando información sobre el barrio, me encontré con un interesante blog "Barcelona a pie" donde hay un recorrido similar al que yo hice. Según se comentó en la excursión, se ha puesto de moda para tomar copichuelas después de salir de cualquiera de los espectáculos de los distintos teatros y music-halls de los locales del Paralelo.

Me quedan muchas cosas pendientes que hacer aún en esta ciudad. De momento, canturreo :-)






Cesk Freixas - La Petita Rambla del Poble Sec

Assegut a la Plaça del Sortidor,
aquí t'espero, com si fos el primer bar

La Boheme, on comença el carrer Blai,

que és la petita rambla del Poble Sec.


Parla'm de la pluja que ha plogut,
d'imatges molles als miralls damunt l'asfalt.

Potser és per això que el teatre està tan buit,
potser és per això que avui sento tan buides les meves mans.


Tornarem a posar els peus damunt la sorra,

a la platja de Barcelona alguna nit de juliol.
I escriurem que no ens prendran mai més la vida,

que donem veu a les veles quan cantem rumbes al port.


Parla'm de la vida que ha de vindre,

de tots els homes que estimen als altres homes.

Et pregunto si existeix la humanitat,

si hem de declarar la guerra a algun exèrcit d'ignorants.


Mira, jo ja t'he vist plorar,

i creu-me quan et dic que em passa igual,
quan em cantes les cançons mentre treballes,

assenyalant-me els dubtes com martells dins del meu cap.


Tornarem a posar els peus damunt la sorra...

Mentre a la cuina s'acumulen,
els plats i els gots del sopar d'ahir a la nit,

tinc por de posar ordre a aquesta vida,
o de fer-ho quan ja sigui massa tard.


Penso, quina sort tenir cançons

per explicar-te que a vegades sóc al fons,

i treure l'energia necessària

per lluitar i sobreviure en aquest maleït món.

Tornarem a posar els peus damunt la sorra...


Sentado en la Plaza del Surtidor,
aquí te espero, como si fuera el primer bar
La Boheme, donde empieza la calle Blai,
que es la pequeña rambla del Poble Sec.

Háblame de la lluvia que ha llovido,
de imágenes blandas en los espejos sobre el asfalto.
Quizás es por eso que el teatro está tan vacío,
quizás es por eso que hoy siento tan vacías mis manos.

Volveremos a poner los pies sobre la arena,
en la playa de Barcelona alguna noche de julio.
Y escribiremos que no nos tomarán nunca más la vida,
que damos voz a las velas cuando cantamos rumbas en el puerto.

Háblame de la vida que ha de venir,
de todos los hombres que aman a otros hombres.
Te pregunto si existe la humanidad,
si tenemos que declarar la guerra a algún ejército de ignorantes.

Mira, yo ya te he visto llorar,
y créeme cuando te digo que me pasa igual,
cuando me cantas las canciones mientras trabajas,
señalándome las dudas como martillos en mi cabeza.

Volveremos a poner los pies sobre la arena ...


Mientras en la cocina se acumulan,
los platos y los vasos de la cena de anoche,
tengo miedo de poner orden en esta vida,
o de hacerlo cuando ya sea demasiado tarde.

Pienso, qué suerte tener canciones
para explicarte que a veces estoy en el fondo,
y sacar la energía necesaria
para luchar y sobrevivir en este maldito mundo.

Volveremos a poner los pies sobre la arena ...

lunes, 25 de julio de 2011

Liquidación

de Imre Kertész.- Ed. Alfaguara.

(recupero antiguos posts publicados, concretamente éste escrito el 28 Octubre de 2007)

En menos de ciento cincuenta páginas Imre Kertész nos zarandea de la vida, a la muerte (en vida); de la desesperanza del futuro, a la certeza de lo absurdo de la vida que cobra sentido sólo cuando se abandona; de la creación literaria como débil apoyo mientras se sobrevive, a la forma de escapar al determinismo del nacimiento; del amor como algo que sucede sin que tenga ese poder omnímodo que tanto nos gusta atribuirle, a la razón última -o primera- que está detrás de todo lo visible.

Y todo ello teniendo como pretexto la búsqueda de la novela inédita de un escritor que se ha suicidado y cuyos papeles ha recogido su amigo editor con el pálpito de que falta el manuscrito más importante y donde sabe que encontrará todas las respuestas, incluidas las de su propia vida.

A modo de matrioska, vamos descubriendo a través de los personajes que forman o han formado parte de la vida del escritor -incluidos sus propios escritos- el retrato de un alma torturada por su nacimiento e infancia, su consideración de la muerte y Auschwitz como una pesada losa que lastra cualquier intento de ser feliz.

Una novela que es necesario reposar y volver a leer. Yo, desde luego, lo haré; ahora, después de haberla empezado tres veces para luego devorarla en poco más de dos horas, necesito reponerme del impacto.


4 comentarios para “Liquidación”
28 Octubre, 2007 a 12:23 pm Palimp
No había leído nada de Imre Kertész y ahora mismo acabo de terminar Sin Destino y Un relato policíaco -¿sincronía?-. Coincido contigo; novelas para leer y releer, y de las que hay que reponerse.

28 Octubre, 2007 a 2:11 pm C.Martín
Creo más bien que damos paseos por los mismos sitios, allende los mares concretamente, je.

28 Octubre, 2007 a 5:09 pm Apostillas literarias
Aunque ya te comenté en privado, querida C.Martín, vuelvo a expresarte mi alegría de poder compartir tu lectura de ‘Liquidación’. También le decía a Palimp que me encantará conocer su lectura de ‘Sin destino’ y ‘Un relato policíaco’ . Yo ahora estoy leyendo ‘Fiasco’, otra novela de Kertész que me ha atrapado desde el inicio.

Ojalá puedas ir a ver ‘Sin destino’, la película.

28 Octubre, 2007 a 9:47 pm Palimp
Je, je, la influencia de Magda es alargada…