lunes, 5 de diciembre de 2011

Feli, esthéticienne

de Empar Moliner. Premio Josep Pla 2000

Escojo esta novela de una lista que nos dan en clase de catalán después de leer la recomendación del simpar Palimp. Y acierto plenamente, como no podía ser de otra manera :-) 
Empar Moliner consigue recrear un microuniverso de barrio donde conviven unos personajes que no por estrafalarios son menos reconocibles por cualquiera en su entorno más inmediato porque, en realidad, de puertas para adentro, somos todos de barrio.

Destaca el retrato de las mujeres que en su búsqueda del amor hacen cualquier ridiculez para conseguirlo: el difícil equilibrio entre ser fáciles, pero sin que se entienda que son facilonas. Los hombres tampoco andan a la zaga cuando se sirven de su trabajo e influencia para poderse llevar a la cama a la candidata que se le presente propicia, en el fondo, ellos y ellas, son más iguales de lo que creen.
Y todo esto contado a través de Feli, la esteticista con dotes de sicóloga en zapatillas, su hermana Mercè que se enamora para siempre en la primera cita, Fede el exmarido de Feli que cree en sus dotes como gran autor y director teatral siempre atento a su exmujer a la que copia descaradamente sus diálogos, Onessifor el culturista cani cuya espiritualidad oculta es revelada a través de la figura de Buda aparecida en un jamón y Tere, la asistenta social aún virgen que hace de elemento distorsionador de todo el elenco. Hay más personajes aún que conforman la locura in crescendo, abuelos fugados de por medio, en que se convierte la novela según va avanzando. Todo ello descrito con un lenguaje impecable, ágil y tremendamente divertido haciendo gala de una sorprendente naturalidad y elegancia al describir situaciones deliberadamente escabrosas.
Lo único que se le podría poner como pega es la casi ausencia de argumento -coincido con Palimp-, algo que se olvida cuando estás enfrascada en las peripecias de unas personas cuya vida ya es más teatro que la obra que al final llegan a representar.

En definitiva, una novela que se lee de un tirón, que te anima la tarde y con la que pueden disfrutar todos aquellos a los que les agrade el humor caústico y decididamente incisivo de una autora de la que leeré más cosas, seguro.

Nota: la novela está escrita en catalán y creo que actualmente no está traducida al castellano. Aunque no utilice un lenguaje demasiado complicado en cuanto a estructuras, o al menos a mí no me lo ha parecido, sí que emplea un amplio vocabulario que me ha obligado a tener a mano el diccionario para entender mejor tanto el significado como las expresiones coloquiales que yo aún no manejo.

5 comentarios:

  1. Pues me quedo con el resumen que nos haces, jajaja que yo de catalán ni mú.
    Pero pinta bien, eh, jajaja
    Un beso C.

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa igual, me ha dado un hambre de comerme esta novela impresionante pero, por el momento, y dados mis rudimentos de catalán, tendré que conformarme con limarme los dientes...

    ResponderEliminar
  3. Esta recomendación está escrita de manera tan bonita, que me hace tener ganas de estudiar catalán sólo para poder leer esta novela. :)

    ResponderEliminar
  4. Casi toda la obra de Empar Moliner se ha traducido al castellano, excepto 'L’ensenyador de pisos que odiava els mims' y ésta. Es una pena, porque es muy divertida, e incluso tiene algún que orto fragmento erótico subido de tono...

    ResponderEliminar
  5. @Carmela, @ladydark, @Daniela, ya estáis tardando:
    http://www.parla.cat/pres_catalaenlinia/AppPHP/login/index.php?lang=es

    Animarsus, animarsus :-)))

    Besos pa' tos'

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...