viernes, 21 de diciembre de 2012

Lo mejor que somos

«Lo mejor que somos probablemente nos lo dan los otros» le oí decir a  Manuel Rivas en una charla con Julia Otero.
Esta sola frase me trasladó a mis años de adolescencia cuando una era excesivamente responsable y callada, y le daba demasiadas vueltas a todo. En aquel tiempo siempre tuve claro que de quien más podría aprender en la vida era de mis amigos.
Y cuando oí a Manuel Rivas me di cuenta de que, aunque ahora no tan callada, ejem, sigo aprendiendo de una forma menos consciente, pero igualmente válida de mis amigos de antes y de ahora. Es indudable que lo que somos es un pálido reflejo de lo mejor de nuestra gente.
De JME la paciencia, la comprensión y las ganas de vivir, de MMR la chispa y el optimismo, de GT la forma de explicarse y su análisis de las cosas, de JPF la seguridad y el criterio, de RSP el buen juicio y el ingenio, de MRHS el afecto y la calidez, de RDL su sentido práctico y su conversación infinita...
Por eso ahora que viene el tiempo de compartir y festejar aprovecho para celebrar, tanto con la familia que te viene espontáneamente dada como con la que acabas formando tú misma con el acopio de amistades que vas cosechando por la vida, que aún seguimos vivos y que todo está por venir. Y sea bueno o malo ellos, todos, estarán ahí para ayudarnos y so-portarnos.

FELIZ 2013

Y ahora, la nadala (villancico) de moda este año: Joan Dausà y «Si ens veiessis»

 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Discrepancias absolutas

Ella desayunaba tortilla de patata con cebolla de la noche anterior y café con leche. Él tomaba una tostada con aceite y tomate y un té early grey.

Ella salía a correr por las mañanas un ratito para recordar que podía sentirse libre. Él cogía su bici para ir al trabajo cuando no llovía.

Ella leía largas novelas donde vivían mujeres concretas. A él le apasionaba discutir de política y otros sexos de los ángeles.

Ella cuadraba balances de vida y hacía cuentas de la vieja calculando el tanto por ciento. Él era un ingeniero de letras que redactaba largos informes llenos de fórmulas y signos.

Ella fumaba compulsivamente cigarrillos como medicina. Él sólo toleraba el olor de su pipa.

Ella adoraba el ácido del limón sobre una tostada con hummus. Él odiaba los garbanzos en cualquiera de sus manifestaciones.

Ella tomaba largos baños de agua caliente y sueños húmedos. Él se daba una ducha rápida con olor a hombre recién encontrado.

Él decía no y era para siempre, ella nunca decía nunca jamás.

Ella se deducía lo ya pagado de IRPF por el arrendatario del local comercial de su propiedad.
Él estaba obligado a retener el 19% de IRPF del importe del alquiler, pero no lo hizo.

Hacienda los citó, los reunió y los puso de acuerdo. Love.



Truca'm si un dia perds un vol
i l'aeroport és fred i mort.
Truca'm si algú que estimes mor
o si el motor del cotxe no et respon.
Truca'm si mai fas un trasllat,
i abans que pengis
seré a baix saludant-te arremangat.
I truca'm si cal, i explica'm que no escrius
que ja fa temps que la vida no et sorprèn.

Però no em truquis si una nit
sents que voldries dormir al meu llit
o marxar lluny, o viure junts
en un pis petit.

Truca'm com si fos qualsevol,
i abraça'm fort amb l'excusa d'algun gol.
I truca'm quan trobis la cançó
que t'he amagat aquest matí sota el llençol.

Però no em truquis si una nit
sents que voldries dormir al meu llit
o marxar lluny, o viure junts
en un pis petit.

No em truquis, simplement vine a la platja
que ja ens coneix,
m'hi trobaràs potser llegint, potser dormint,
potser esperant amb el telèfon apagat.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Buena Vista Social Club

Por casualidad, cada vez estoy más convencida de que todas las mejores cosas de la vida ocurren por casualidad. O casi todas ;-)

Anteanoche fue una de ellas. Se está celebrando durante esta semana el 44 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona y teníamos dos entradas para la sesión del miércoles «¿Y a quién dices que vamos a ver?- Al Buenavista Social Club -¿En un festival de jazz? -¿Y eso no es una película?» Y esa fue toda la información que tuve antes de entrar al Palau de la Música.

Me encontré con un pedazo de Cuba trasplantado tal cual a Barcelona, con toda la magia, con todo el son y el danzón que conecta con algo que hay más allá de la piel y que se siente como propio. Sientes cómo el ritmo se adueña de tu cuerpo y no te puedes resitir a seguirlo con los pies, con la cabeza, con el alma. Todo ello gracias a unos músicos que son unos auténticos virtuosos en su campo y que respiran música y ritmo directamente. Pongo la lista porque no se libra ni uno, son de quitarse el sombrero cien veces:

De izda. a dcha. Guajirito Mirabal, Jesús Aguaje Ramos, Omara Portuondo y Barbarito Torres.
Jesús Aguaje Ramos, trombón, voz
Guajiro Mirabal, trompeta
Barbarito Torres, laúd
Pedro Pablo, contrabajo
Alberto La Noche, bongos
Rolando Luna, piano
Filiberto Sánchez, timbales
Angel Terry, congas
Luis Alemany, trompeta
Papi Oviedo, tres

 Bienvenidos al cuarto de Tula:



La percusión hecha arte por Alberto La Noche, Angel Terry y Filiberto Sánchez:



Y cómo no, también se volvió loco Barbarito:




Mención aparte son las voces con la energía de Carlos Colunga, la tremendísima Idania Valdés y la diva del filin, la más sexi como a ella le gusta que la presenten, la gran grandísima Omara Portuondo. Hacía tiempo que no era testigo de cómo una persona puede ella sola llenar un escenario
 


 Y bailó con su «marido» Papi Oviedo, ochenta y un años la contemplan, señores:



 Cuando terminó, después de toda esa energía derrochada, íbamos para casa sin dejar de tararear "De Alto Cedro voy para Marcané, luego a Cueto voy para Mayarí, el cariño que te tengo yo no lo puedo negar, se me sale la babita, yo no lo puedo evitar"..., simplemente genial la Orquesta Buena Vista Social Club.



Si les he dejado con más ganas de Cuba, aquí está mi post de cuando estuve allí por si gustan.

Añadido: la peli se puede ver en youtube aquí


Omara Portuondo, Carlos Colunga y Barbarito al laúd


jueves, 1 de noviembre de 2012

Disneylandia

Se apagan las luces y en la penumbra se adivina a Nacho Lesko que se sienta al teclado. Una tenue luz dorada ilumina tímidamente a una figura completamente de negro que empuña un micrófono y saluda. La gente rompe en aplausos y gritos porque todo comienza en ese mismo momento. Las inconfundibles notas de Disneylandia inundan el teatro y la voz de Manolo García se yergue entre la emoción y la dicha. Una versión pasada por el tamiz de los años, convertida en balada y remozada su letra, que es toda una declaración de intenciones.



Sí, siempre decías quédate...

Desarmada la concurrencia con ese inicio tan inusual, cuando lo habitual es un comienzo casi como un estallido donde la intensidad de la música se une a la fuerza del directo, el sr. García siguió desgranando canciones de todas las épocas moviéndose de lo nuevo novísimo a sus éxitos más queridos; por fin Manolo deja ese pudor de no tocar canciones de otros tiempos y canta lo que le apetece y su público desea. A la aflamencada Sombra de una palmera,




le siguió Aviones plateados que dio el pistoletazo para que el teatro fuera el escenario perfecto donde combinar la calidad de una acústica inmejorable con la energía y ganas de bailar que es preceptiva en cualquier concierto de Manolo.







Ha pasado una semana y aún en mis oídos resuenan canciones como Un año y otro añoA veces se enciende, Un alma de papel, Un giro teatral con un escenario de aires taboadianos y tantas más en casi tres horas de concierto salpicado con reflexiones en voz alta de un Manolo más hablador que en otras ocasiones, reflejo de la situación que vivimos y de la que él no es ajeno.



Y para terminar una bella versión de Los ángeles no tienen hélices, olor de algo que no existe,
de amor, que tal vez no existió jamas, quiero atarme a este momento, que pasó que ya no estás




 

lunes, 15 de octubre de 2012

The power of we - Blog action day




Hoy es el Blog Action Day, una iniciativa que cada año une a bloggers de distintos países y lenguas para hacer un post sobre un mismo tema de interés global el mismo día.







Este año el tema era «el poder del nosotros». Y cuando lo dieron a conocer lo primero que se me vino a la mente fue una expresión catalana, «fem pinya», un dicho del mundo casteller que significa juntarse para hacer fuerza, sostenerse o darse apoyo mutuamente. Y esto que es un valor de siempre cobra más fuerza en estos días donde ya sabemos que la única ayuda que podemos obtener es la de estar todos unidos apoyándonos unos en otros porque nadie nos lo va a hacer fácil.

Y por eso van surgiendo iniciativas como las de las recogidas de tapones donde la colaboración de todos hace posible que puedan salir adelante quienes por circunstancias tienen la desgracia de no poder hacerlo por sí mismos (listado de los tipos de tapones de plástico aptos para proyectos solidarios)



Es lo que mi madre siempre me ha dicho, muchos pocos hacen un mucho: la recogida solidaria de tapones generó 300.000 euros en un año.



 


jueves, 27 de septiembre de 2012

Fundido en gris

Llevaba varios días amenazando, -la lluvia siempre es una amenaza-, esa preocupación eterna de las madres para que no cojamos frío cuando nos mojamos, si sabrán ellas lo importante que es tener reservas de calor para afrontar el día a día, tener un sitio en el corazón donde poder regresar y sentir la calidez de hogar propio o en precario que tanto da mientras sirva. Y descargó, primero tímidamente y luego como un aguacero que obliga a resguardarte sin saber si resistir un poco o resignarte a lo inevitable.
Telaraña en el Puigsacalm
La luz que está detrás de las nubes en un día nublado es tan irreal como un fundido en gris a horas que no toca. Tierra mojada en las aceras que manchan de barro tus pies y los hace tiritar..., va a haber que guardar las sandalias definitivamente en la misma caja donde se guarda lo que ya no se va a utilizar más hasta el verano que viene si aún se lleva o se está  « in the mood of »..., o así.
El riesgo de conservar las cosas es que aparecen cualquier día alguna vez y entonces hay que decidir si dejarlas donde están o darles una patada.

Qué bonito es el fútbol. 



 
LUCES Y SOMBRAS
El aire que respiras sabe que ya no ignoras
por donde sopla el viento.
El eco que no cesa te llama y no respondes.
La luz que no te ciega ya no paga el recibo.
El agua que se seca suele ser la saliva de un mal trago.
El amor que no encuentras no sabe dónde buscas.

(Susúrrame al oído aunque estés lejos
esa canción de adiós que compartimos,
las palabras que suenen como el eco
de las notas que acunan los gemidos.
Dame tu voz de lluvia en el espejo
y tu aliento de sexo derretido.
La distancia más corta de ese trecho
que va desde tu boca a mis oídos.
Rara vez el silencio te desnuda
como mi grave voz en el vacío
de esta isla sin tren de cercanías.
El tacto de tu piel es piel de espuma
que sufre la ansiedad y el desafío
de saber que en el fondo no eres mía.)

Tierra mojada, un poemario de Javier Ruiz Taboada


miércoles, 1 de agosto de 2012

Agost



Descamisat Sisquet fa tard,
diu adéu a la colla.
L´han vacunat contra l´asfalt
en un poblet de costa

on d´amagat l´espera
darrere de l´església
mig tremolós
aquell petó
que tindrà gust a sal de mar i a nit
plena d´estrelles.

Un pel suat Cesc s´ha llevat
de fer la migdiada,
mentre al costat la dona va
desant rasclets i pales.
 

I miran com la nena
rebossada d´arena
dorm al sofà
pensa que mai
tindrà millor moment per anar buscar
la parelleta.

Que arribi l´agost,
feixuc i mandrós,
que ens fa recordar
la bellesa del temps que passa a poc a poc.

Des del cafè el senyor Francesc
mira la gent com tomba
fent el tallat on fa tants anys
té un reservat a l´ombra.
 

I quan la dona arriba
li acosta la cadira
del seu costat
i li estreny la mà
pensant que el mar és com la vida
que no atura el ritme mai.

Que arribi l´agost,
vital i enganxós,
per treure´ns les presses
i recuperar la tendresa del món.

Que arribi l´agost,
feixuc i mandrós
que ens fa recordar
la bellesa del temps que passa a poc a poc.


Agost.- Els Pets




Descamisado Sisquet llega tarde,
dice adiós a la pandilla.
Lo han vacunado contra el asfalto
en un pueblecito de costa

Donde a escondidas le espera
detrás de la iglesia
medio tembloroso
ese beso
que tendrá sabor a sal de mar y a noche
llena de estrellas.

Un poco sudado Cesc se ha levantado
de echar la siesta,
mientras al lado la mujer
va guardando rastrillos y palas

Y mirando cómo la niña
rebozada de arena
duerme en el sofá
piensa que nunca
tendrá mejor momento para ir a buscar
la parejita.

Que llegue agosto,
pesado y perezoso,
que nos hace recordar
la belleza del tiempo que pasa poco a poco.

Desde el café el señor Francisco
mira la gente cómo pasea
tomando el cortadito donde hace tantos años
tiene un reservado a la sombra

Y cuando llega la mujer
acerca la silla
a su lado
y le estrecha la mano
pensando que el mar es como la vida
que no detiene el ritmo nunca.

Que llegue agosto,
vital y pegajoso,
para quitarnos las prisas
y recuperar la ternura del mundo.

Que llegue agosto,
pesado y perezoso
que nos hace recordar
la belleza del tiempo que pasa poco a poco.


jueves, 12 de julio de 2012

Ahora mismo

Probablemente la intención de Miquel Martí i Pol fue otra, pero yo lo he leído ahora y creo que es perfecto para la situación en la que estamos y en la que nos han colocado.


ARA MATEIX.-
Ara mateix enfilo aquesta agulla
amb el fil d'un propòsit que no dic
i em poso a apedaçar.
Cap dels prodigis que anunciaven taumaturgs insignes
no s'ha complert, i els anys passen de pressa.
De res a poc, i sempre amb vent de cara,
quin llarg camí d'angoixa i de silencis.
I som on som; més val saber-ho i dir-ho
i assentar els peus en terra i proclamar-nos
hereus d'un temps de dubtes i renúncies
en què els sorolls ofeguen les paraules
i amb molts miralls mig estrafem la vida.
De res no ens val l'enyor o la complanta,
ni el toc de displicent malenconia
que ens posem per jersei o per corbata quan sortim al carrer.
Tenim a penes el que tenim i prou:
l'espai d'història concreta que ens pertoca,
i un minúscul territori per viure-la.
Posem-nos dempeus altra vegada i que se senti
la veu de tots solemnement i clara.
Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.
AHORA MISMO
Ahora mismo enhebro esta aguja
con el hilo de un propósito que no digo
y me pongo a remendar.
Ninguno de los prodigios
que anunciaban taumaturgos insignes
se ha cumplido, y los años pasan de prisa.
De nada a poco, y siempre con el viento de cara,
qué largo camino de angustia y de silencios.
Y estamos donde estamos, más vale saberlo y decirlo
y asentar los pies en la tierra y proclamarnos
herederos de un tiempo de dudas y de renuncias
en que los ruidos ahogan las palabras
y con muchos espejos medio enmascaramos la vida.
De nada nos vale la añoranza o la queja,
ni el toque de displicente melancolía
que nos ponemos por jersey o corbata cuando salimos a la calle.
Tenemos apenas lo que tenemos y basta:
 el espacio de historia concreta que nos corresponde,
y un minúsculo territorio para vivirla.
Pongámonos de pie otra vez y que se oiga
la voz de todos solemne y claramente.
Gritemos quién somos y que todos lo oigan.
Y al acabar, que cada uno se vista
como buenamente le apetezca, y ¡adelante!
que todo está por hacer y todo es posible


jueves, 14 de junio de 2012

Blocs i Llibres a Barcelona / Bitácoras y Libros en Barcelona

 El simpar Palimp vuelve a convocar, y van catorce, una nueva edición de Bitácoras y Libros, una excusa como otra cualquiera para charlar y conversar de todo lo divino, lo humano e incluso lo literario en buena compañía y relajo, no jacket required. Como él es muy organizado y una persona seria y cumplidora, les remito sin rubor alguno a su página donde podrán saciar su curiosidad sobre todos los detalles de esta convocatoria e incluso plantearse asistir hasta de tapadillo y lurkedad: cuando vean una mesa bien nutrida de cervezas y a su alrededor gente que no calla ni debajo del agua sabrán que han llegado al sitio adecuado. También nos podrán reconocer porque externamente no manifestamos ninguna tara apreciable e incluso hay gente bien parecida que podría pasar por el perfecto yerno (o nuera) deseado para nuestros hijos, pero eso solo lo podrán corroborar si se pasan el 22 de junio por el bar Lletraferit.

Toda la información aquí o en:
http://lepisma.liblit.com/2012/06/14/blocs-i-llibres-a-barcelona-bitacoras-y-libros-en-barcelona-xiv/

B&B, no somos gente ficticia :-))


sábado, 26 de mayo de 2012

Impresiones

El año pasado había enfado y esperanza, muchas veces al mismo tiempo.
Este año solo hay resignación.

lunes, 23 de abril de 2012

Tierra Mojada

Marcapáginas made in Taboada
Tierra Mojada
Poesía
Javier Ruiz Taboada
Editorial Renacimiento




Huele a pecado y es tierra mojada.
Huelo a deseo y es tu corazón.

Humedad relativa que se seca
en la piel y en las palmas de las manos.

Las yemas de tus dedos escarchadas
leen en los labios versos a traición.

Hueles a lluvia en gotas separadas.
Tierra mojada y aire de pasión. 


Esta Tierra mojada se presenta como un lugar al que volver, como un refugio con chimenea, como un bar de barrio donde resguardarse de la lluvia después del vendaval.
Javier Ruiz Taboada se muestra tan humano como urbano con el punto necesario de regodeo en la nostalgia que sirve de gasolina para seguir adelante. Salpica su paisaje urbano de sonetos con greguerías incrustadas de humor y súbito paréntesis, remanso y descanso entre versos.

CONFUSIÓN
Me confundes con otro,
no soy tu prisionero.
No quiero masticar cristales rotos
ni vivir de puntillas a tu sombra.
No pertenezco a nadie,
ni a mí mismo.

(Voy a echarme a la calle, a ver si pierdo
este extraño vacío que me lleva
a malvivir de puertas para adentro,
con esta soledad que tanto quema.
A perseguir las huellas en cemento
de tu rastro bordado con la arena,
de aquel reloj que retrasaba el tiempo
y, ahora que ya no estás, sólo da penas.
Te buscaré en el humo de los bares.
En el sabor del hielo derretido.
En labios y en caricias similares
a las que tantas veces compartimos.
Voy a airear tus puntos cardinales
hasta encontrar la calle que he perdido.)

Estas cuatro paredes sin ventanas
a veces son mi casa,
otras mi fugaz cárcel,
otras el espejismo de mi nada.
Nada quiero de ti si no me quieres.
No soy tu prisionero, soy el mio.
Con eso me conformo, por ahora.

SEÑAL
Hazme una señal
que no sea de humo.

Y así, leyendo, se me aparece como música de fondo la sombra de la sombra de tu sombrero.







Como todas las cosas buenas se hace desear. No lo encontrarán nunca a la primera, les obligará a hablar con su librero para encargarlo y a volver otro día a recogerlo..., bueno, no es mal sitio una librería para regresar, aprovechen ahora que aún (re)existen.

Actualización 2013: @ruiztaboada firmará sus libros de poesía el próximo domingo 16 de junio en la Feria del Libro de Madrid por la mañana de 12 a 14 en la caseta 222 y por la tarde sus libros infantiles de 19 a 21 en la caseta de la editorial SM (321 y 322).

lunes, 16 de abril de 2012

16 de abril

16 d'abril.- De vegades em passejo pels carrers amb l'exclusiu objecte de mirar la cara dels homes i de les dones que passen. La cara dels homes i de les dones que han passat dels trenta anys, quina cosa impressionant! Quina concentració de misteris minúsculs i obscurs, a la mesura de l'home; de tristesa verinosa i impotent, d'il·lusions cadavèriques arrossegades anys i anys; de cortesia momentània i automàtica; de vanitat secreta i diabòlica; d'abatiment i de resignació davant del Gran Animal de la naturalesa i de la vida!

Comencé El cuaderno gris hace un par de años en su traducción al castellano, no consiguió engancharme. Por recomendación de un amigo volví a intentarlo, esta vez en catalán. Y me ha encantado. El quadern gris es una finísima lluvia que va calando poco a poco.

A mitja tarda es posa a ploure -una pluja fina, densa, menuda, pausada. No fa gens d'aire. El cel és gris i baix. Sento caure la pluja sobre la terra i els arbres del jardí. Fa una fressa sorda i llunyana -com la del mar a l'hivern. Pluja de març, freda, glacial. A mesura que va caient la tarda, el cel, de gris, es torna d'un blanc de gasa -lívid, irreal. Sobre el poble, pesant sobre els teulats, hi ha un silenci espès, un silenci que es palpa. La fressa de l'aigua que cau l'allarga en una música vaga. Sobre aquesta sonsònia, hi veig flotar la meva obsessió del dia; vint-i-un anys!
(este fragmento fue objeto de uno de mis últimos dictados en clase :-))

Prosa envolvente que te va metiendo en un mundo que ya no existe, pero que es absolutamente reconocible, salpicado de opiniones y un humor de retranca tan reconocible como catalán. Su lectura te hace darte cuenta de la deliciosa sencillez donde lo insignificante es tan importante como todo lo demás.

De sobte s'ha presentat en la meva memòria -no sé ben bé per què- el record de la tia Marieta de Calonge. Quina aparició més retallada i clara! Penso en la vida d'aquella pobra dona, absolutament pobra, però sense equívocs: matinejar, treballar la terra, donar menjar a les adorables bestioles, cuinar una mica de carn d'olla amb la cansalada viada, dues trumfes i una fulla de col, passar les vetlles a la vora del foc, llegir ambu interès fabulós els contes del «Patufet», els diumentes anar a Calonge per guanyar un jornalet eixugant les copes del cafè i veure un moment el ball per lèscletxa d'una porta... Veig la petita masia, perduda en el despoblat, amb el repeu del teulat posat al fil del bosc, la riera al davant, el mussol a les teules, el gat ajagut al sol del pedrís i les quatre gallines per donar color. Això potser -potser!- és una vida sàvia i tranquil·la.

Para saber más sobre El quadern gris, aquí se puede encontrar un buen resumen en catalán.

Y  buscando, gracias a google, me entero de que hubo una iniciativa de poner en formato blog el cuaderno gris siguiendo las fechas que va proponiendo el diario: http://elquaderngris.cat/blog/ Es un buen modo para ir leyendo cada día un poquito sin prisa. Un libro para leer y volver a él muchas veces.




La vella Montserrat
desperta el barri a cops d'escombra tot cantant
les primeres persianes
s'obren feixugues badallant.

Rere el vidre entelat
el cafeter assegura que no era penal
i es desfà la conversa
igual que el sucre del tallat.

Bon dia,
ningú ho ha demanat però fa bon dia,
damunt els caps un sol ben insolent
il·lumina descarat
tot l'espectacle de la gent.

Al bell mig de la plaça
la peixatera pren paciència amb la Consol
que remuga i regala
grans bafarades d'alcohol.

I al pedrís reposant
l'avi Josep no es deixa perdre cap detall
i amb l'esguard es pregunta
quans dies més té de regal.

Bon dia...

Nens gisclant, olor de pixum de gat,
veïnes que un cop has passat et critiquen.
Gent llençant la brossa d'amagat
i un retardat que amb ulls burletes et mira
i diu bon dia!

Bon dia.- Els pets

viernes, 23 de marzo de 2012

Teatro, puro teatro en vena

El sábado pasado asistí a la tercera representación de "El petit rei lleó" (el pequeño rey león) en la versión de la sección de teatro del Centro Moral y Cultural del Poblenou que desde 1910 viene siendo un referente en la vida cultural del barrio.
Hasta ahora no había asistido a ningún acto organizado por ellos y si no hubiera sido por la circunstancia de que un compañero de mi hijo participaba en este musical me lo habría perdido.
Y habría sido una lástima. Los niños y niñas, y jóvenes, que había de todo, llevan adelante con una dignidad rayando en lo profesional un musical complicado por los cambios de vestuario, la escenografía y la coordinación de un elenco de más de treinta personas.


El montaje arranca con una secuencia de imágenes del "making of" de los escenarios, del vestuario y ensayos del grupo. Sorprende, y mucho, cómo un trabajo completamente artesanal y con escaso presupuesto puede llegar a dar un resultado tan espectacular. Realmente han estado mucho tiempo ensayando y preparando este musical, se nota y se agradece.



Unas interpretaciones tremendamente logradas, unas voces bonitas y afinadas con una ejecución de las coreografías rozando la perfección hicieron que una saliera profundamente emocionada. Y dado el éxito está previsto que se repita en septiembre para dar oportunidad a que lo disfruten más personas: el aforo completo fue constante en las cuatro representaciones.

 La foto del grupo, todos los protagonistas a escena. Faltan las madres y padres que han colaborado yendo a coser todas las tardes de los martes; detrás de unos grandes artistas siempre hay unos padres esforzados y sorprendidos :-)


Con motivo del día mundial del teatro que se celebra el próximo 27 de marzo se está leyendo en las salas el mensaje que este año ha escrito John Malkovich dirigido a todos los actores y actrices que en el mundo son. En Barcelona habrá diversos actos de celebración este fin de semana, pero además se han añadido a la fiesta el gremio de panaderías y se venderá el pan y la coca del teatro (listado de direcciones donde se venderá del 24 al 27) con la que se ayuda también a la Fundació de Esclerosi Múltiple.

Missatge internacional día mundial del teatre 2012
És un honor per a mi que l'Institut Internacional del Teatre (ITI) de l'UNESCO m'hagi demanat escriure unes notes per commmemorar el 50è aniversari del Dia Mundial del Teatre. Adreço aquestes paraules als meus companys del món del teatre, col·legues i camarades.
Que el vostre treball sigui convincent i original. Que sigui profund, commovedor, contemplatiu i únic. Que ens ajudi a reflexionar sobre el que significa ésser humà, i que aquesta reflexió sigui guiada pel cor, la sinceritat, el candor i la gràcia. Que supereu les adversitats, la censura, la pobresa i el nihilisme, com bé de segur caldrà que feu molt de vosaltres. Que sigueu dotats del talent i el rigor necessaris per instruir-nos en els batecs del cor en tota la seva complexitat, i també de la humilitat i curiositat necessària per fer-ne d'això el treball i l'obra de la vostra vida. I que el millor de vosaltres  -perquè només podrà ser el millor de vosaltres, encara, en moments singulars i breus- aconsegueixi formular la més bàsica de les preguntes "Com vivim?" Que la fortuna sigui amb vosaltres. Bona sort. John Malkovich, traducció de Javier Herrero Vicente.

(Es un honor para mí que el Instituto Internacional del Teatro (ITI) de la UNESCO me haya pedido escribir unas notas para commmemorar el 50 aniversario del Día Mundial del Teatro. Dirijo estas palabras a mis compañeros del mundo del teatro, colegas y camaradas.
Que vuestro trabajo sea convincente y original. Que sea profundo, conmovedor, contemplativo y único. Que nos ayude a reflexionar sobre lo que significa ser humano, y que esta reflexión sea guiada por el corazón, la sinceridad, el candor y la gracia. Que supere las adversidades, la censura, la pobreza y el nihilismo, como bien seguro será necesario que hagáis muchos de vosotros. Que seáis dotados del talento y el rigor necesarios para instruirnos en los latidos del corazón en toda su complejidad, y también de la humildad y curiosidad necesaria para hacer de ello el trabajo y la obra de vuestra vida. Y que el mejor de vosotros -porque sólo podrá ser el mejor de vosotros, aunque, en momentos singulares y breves- consiga formular la más básica de las preguntas "¿Cómo vivimos?" Que la fortuna esté con vosotros. Buena suerte.)



viernes, 9 de marzo de 2012

Quejarse de vicio

Suena el despertador. Hay que levantarse. Lo que cuesta, hay que ver.
-Quejica, eres una mierda de quejica. Tú tienes piernas.
-Claro que tengo piernas, si no tuviera lo haría Rita.
Ya. Pues hay gente que no las tiene. Y no sólo se levanta, sino que anda. Y corre. Que se las pela, además. Y que se plantea ser el más rápido pudiéndose conformar con que ya hace bastante con poder caminar.

Se llama Oscar Pistorius y ayer tarde estuvo compartiendo unos minutos de su tiempo con un grupo de chavales que para correr sólo tienen que ponerse a hacerlo, sin más. Seguro que hoy se han levantado siendo más conscientes de la suerte que tienen y de que no hay casi nada imposible. Y yo he tenido la suerte de despertar a uno de ellos a besos :-)

La noticia en estos dos vídeos cortitos: no ha habido posibilidad de insertarlos, hay que pinchar en el enlace.

L'exemple de Pistorius (en catalán)

Oscar Pistorius habla del esfuerzo que supone ir a unos JJOO (en inglés)




Corren, corren pels carrer corren...  (Gossos)


miércoles, 29 de febrero de 2012

TGFIO

(Thanks God, February Is Over)

Termina febrero por fin. Abril será el mes más cruel, pero para mí febrero ha sido casi siempre maldito: tiempo de parciales, alguna enfermedad grave, ninguna relación empezada en febrero tuvo futuro..., coincidencias, claro. Pero el cansancio y la desgana también se citan en febrero, será eso de la astenia primaveral que no existe, pero que a mí me deja hecha polvo.




Menos mal que hay charla de los Escèptics al Pub este sábado a las 19:45 en el Seven Sins (c/Muntaner 7, Barcelona).
Si es que es empezar marzo y todo empieza ya a mejorar :-)

Para apuntarse a la charla pinchad aquí

sábado, 11 de febrero de 2012

Apuntes de campo de un escéptico participativo

Este es el título de la exposición de cuadros de Manolo García que ha tenido lugar durante estos últimos meses en la sala de la Fundación Círculo de Lectores de Barcelona. Antes de entrar a la sala propiamente dicha existe una antesala cuyas paredes también han sido pintadas por Manolo García y son las últimas fotos que aparecen en el post.
Lo que más sorprende de sus cuadros es el colorido y la fuerza que emanan. Son pinturas con vida, con recovecos, a veces abigarradas, a veces surrealistas. En casi todas las pinturas hay retratos, pero yo prefiero cuando pinta paisajes y amontona colores.
Pero no se me da bien definirlas, es mejor que las vean y saquen sus propias conclusiones. Se expondrán en Madrid desde el 15 de febrero hasta el 30 de marzo en el Centro Cultural Círculo de Lectores ( O'Donnell 10). La entrada es libre.


 

Vista general de la sala de la exposición









Rescates estatales 2011 Óleo sobre madera
Mejor si no hay motores, tenemos velas II 2007 Óleo sobre tela







Exprimo las horas como si fuesen limones, por eso la noche me encuentra ácido y exhausto.




Te ofrezco mi vida, los días de nostalgia, un saber sin savia, sin saber qué pasa, la espera en lo vano, el ajetreo de una vida hueca buscando el camafeo hilando copo en la gran rueca. Aquí me quedo y el tiempo regalado es un clavel.










Pinturas en las paredes de la antesala.




Busco un camino plagado de retos, todo antes que ahogarme en mi apacible arena movediza
Afilar los lápices con una fina cuchilla es un sencillo ejercicio filosófico doméstico si no te cortas un dedo. Si te cortas, lo que se produce es una reflexión superior.

viernes, 20 de enero de 2012

Solo una vez

En una aldea perdida en un país árabe vivía un sabio al que todos iban a pedir consejo. Un día se le acercó un joven que no tenía ganas ni fuerza para vivir y le expuso su caso: vivía con otras diez personas en una habitación, no tenía intimidad y se sentía agobiado. El hombre sabio le aconsejó que metiera a una cabra a vivir con ellos y que volviera a verle dentro de una semana. El joven se quedó estupefacto, pero confiaba en el sabio. Una semana más tarde el joven fue a ver otra vez al sabio para quejarse de que desde que la cabra estaba con ellos su vida era un infierno, la cabra lo había puesto todo lleno de suciedad, les había amargado por completo la existencia. Entonces el sabio le dijo que sacara a la cabra y que regresara a la semana siguiente. Efectivamente el joven obedeció y al cabo de una semana tornó a ver al sabio. Este le preguntó que cómo se sentía y el joven con una gran sonrisa le contestó que sentía que la vida era maravillosa, ahora ya sólo estaban los once en casa, sin la cabra.


Hace años leí esta historia, o así al menos la recuerdo, en aquella revistilla que se llamaba Selecciones del Readers Digest -que siempre pensé que sí que era digestiva porque tenía el tamaño perfecto para ir al baño, yo es que era de francés, ejem- y que ahora parece muy del tipo Coelho y tal. El caso es que, sin ser consciente de ello, en mi vida tenía metida una cabra y ahora he conseguido sacarla, a escobazos, pero ha salido. Y he recuperado un montón de tiempo que la cabra se me comía y no es que ahora el tiempo me sobre, pero me da mucho más de sí y, sobre todo, me hace sentir mucho, pero que muchísimo mejor porque lo utilizo en cosas que valen la pena.
Hagan como yo, echen a la cabra que les está fastidiando la vida y verán como la suya propia les parece otra.





Solo una vez vi la mañana
como jamás nunca esperaba
Solo una vez tuve memoria
para callar tontas historias
Cómo no ser viento sin frío
Como no dar hasta el olvido, oh.

Solo una vez fui una pregunta
aunque esa vez no fue la única
No me escapé de tu respuesta
y sola quedé delante de tu puerta
Cómo no estar desbaratada,
retroceder no sirve de nada
Hasta cuándo hay que esperar
Hasta cuándo dura esto de soñar
Una de dos será mejor
que me decida
darle la vuelta al sol.

Yo quise probar y fui a encontrarme
el eslabón de mi desarme
Todo el valor, la orfebrería,
fui conociendo en ti cada día
Como un ciclón vuelve al vacío
mi corazón está suspendido
Hasta cuándo hay que esperar
Hasta cuándo dura esto de soñar
una de dos será mejor
que me decida darle la vuelta
Y hasta cuándo hay que esperar
hasta cuándo dura esto de soñar
Una de dos será mejor
que me decida
darle la vuelta al sol.

Solo una vez.- Cristina Narea y Manolo García

jueves, 12 de enero de 2012

De mujeres de ojos grandes

 Un cuento de Ángeles Mastretta oído por primera vez en la voz de Martha Escudero y encontrado en internet aquí.

  
La tía Daniela se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota. Lo había visto llegar una mañana, caminando con los hombros erguidos sobre un paso sereno y había pensado: "Este hombre se cree Dios". Pero al rato de oírlo decir historias sobre mundos desconocidos y pasiones extrañas, se enamoró de él y de sus brazos como si desde niña no hablara latín, no supiera lógica, ni hubiera sorprendido a media ciudad copiando los juegos de Góngora y Sor Juana como quien responde a una canción en el recreo.
Era tan sabia que ningún hombre quería meterse con ella, por más que tuviera los ojos de miel y una boca brillante, por más que su cuerpo acariciara la imaginación despertando las ganas de mirarlo desnudo, por más que fuera hermosa como la virgen del Rosario. Daba temor quererla porque algo había en su inteligencia que sugería siempre un desprecio por el sexo opuesto y sus confusiones.
Pero aquel hombre que no sabía nada de ella y sus libros, se le acercó como a cualquiera. Entonces la tía Daniela lo dotó de una inteligencia deslumbrante, una virtud de ángel y un talento de artista. Su cabeza lo miró de tantos modos que en doce días creyó conocer a cien hombres.
Lo quiso convencida de que Dios puede andar entre mortales, entregada hasta las uñas a los deseos y las ocurrencias de un tipo que nunca llegó para quedarse y jamás entendió uno solo de todos los poemas que Daniela quiso leerle para explicar su amor.
Un día, así como había llegado, se fue sin despedir siquiera. Y no hubo entonces en la redonda inteligencia de la tía Daniela un solo atisbo de entender qué había pasado.
Hipnotizada por un dolor sin nombre ni destino se volvió la más tonta de las tontas. Perderlo fue una larga pena como el insomnio, una vejez de siglos, el infierno.
Por unos días de luz, por un indicio, por los ojos de hierro y súplica que le prestó una noche, la tía Daniela enterró las ganas de estar viva y fue perdiendo el brillo de la piel, la fuerza de las piernas, la intensidad de la frente y las entrañas.
Se quedó casi ciega en tres meses, una joroba le creció en la espalda, y algo le sucedió a su termostato que a pesar de andar hasta en el rayo del sol con abrigo y calcetines, tiritaba de frío como si viviera en el centro mismo del invierno. La sacaban al aire como a un canario. Cerca le ponían fruta y galletas para que picoteara, pero su madre se llevaba las cosas intactas mientras ella seguía muda a pesar de los esfuerzos que todo el mundo hacía por distraerla.
Al principio la invitaban a la calle para ver si mirando las palomas o viendo ir y venir a la gente, algo de ella volvía a dar muestras de apego a la vida. Trataron todo. Su madre se la llevó de viaje a España y la hizo entrar y salir de todos los tablados sevillanos sin obtener de ella más que una lágrima la noche que el cantador estuvo alegre. A la mañana siguiente le puso un telegrama a su marido diciendo: "Empieza a mejorar, ha llorado un segundo". Se había vuelto un árbol seco, iba para donde la llevaran y en cuanto podía se dejaba caer en la cama como si hubiera trabajado veinticuatro horas recogiendo algodón. Por fin las fuerzas no le alcanzaron más que para echarse en una silla y decirle a su madre: "Te lo ruego, vámonos a casa".
Cuando volvieron, la tía Daniela apenas podía caminar y desde entonces no quiso levantarse. Tampoco quería bañarse, ni peinarse, ni hacer pipí. Una mañana no pudo siquiera abrir los ojos.
-¡Está muerta! - oyó decir a su alrededor y no encontró las fuerzas para negarlo.
Alguien le sugirió a su madre que ese comportamiento era un chantaje, un modo de vengarse en los otros, una pose de niña consentida que si de repente perdiera la tranquilidad de la casa y la comida segura, se las arreglaría para mejorar de un día para el otro. Su madre hizo el esfuerzo de abandonarla en el quicio de la puerta de la Catedral.
La dejaron ahí una noche con la esperanza de verla regresar al día siguiente, hambrienta y furiosa, como había sido alguna vez. A la tercera noche la recogieron de la puerta de la Catedral con pulmonía y la llevaron al hospital entre lágrimas de toda la familia.
Ahí fue a visitarla su amiga Elidé, una joven de piel brillante que hablaba sin tregua y que decía saber las curas del mal de amores. Pidió que la dejaran hacerse cargo del alma y del estómago de aquella náufraga. Era una creatura alegre y ávida. La oyeron opinar. Según ella el error en el tratamiento de su inteligente amiga estaba en los consejos de que olvidara. Olvidar era un asunto imposible. Lo que había que hacer era encauzarle los recuerdos, para que no la mataran, para que la obligaran a seguir viva.
Los padres oyeron hablar a la muchacha con la misma indiferencia que ya les provocaba cualquier intento de curar a su hija. Daban por hecho que no serviría de nada y sin embargo lo autorizaban como si no hubieran perdido la esperanza que ya habían perdido.
Las pusieron a dormir en el mismo cuarto. Siempre que alguien pasaba frente a la puerta oía a la incansable voz de Elidé hablando del asunto con la misma obstinación con que un médico vigila a un moribundo. No se callaba. No le daba tregua. Un día y otro, una semana y otra.
-¿Cómo dices que eran sus manos? - preguntaba. Si la tía Daniela no le contestaba, Elidé volvía por otro lado.
-¿Tenía los ojos verdes? ¿Cafés? ¿Grandes?
-Chicos - le contestó la tía Daniela hablando por primera vez en treinta días.
-¿Chicos y turbios?- preguntó la tía Elidé.
- Chicos y fieros - contestó la tía Daniela y volvió a callarse otro mes.
- Seguro que era Leo. Así son los de Leo - decía su amiga sacando un libro de horóscopos para leerle. Decía todos los horrores que pueden caber en un Leo. - De remate, son mentirosos. Pero no tienes que dejarte, tú eres de Tauro. Son fuertes las mujeres de Tauro.
- Mentiras sí que dijo - le contestó Daniela una tarde.
-¿Cuáles? No se te vayan a olvidar. Porque el mundo no es tan grande como para que no demos con él, y entonces le vas a recordar sus palabras. Una por una, las que oíste y las que te hizo decir.
-No quiero humillarme.
-El humillado va a ser él. Si no todo es tan fácil como sembrar palabras y largarse.
-Me iluminaron -defendió la tía Daniela.
- Se te nota iluminada - decía su amiga cuando llegaban a puntos así.
Al tercer mes de hablar y hablar la hizo comer como Dios manda. Ni siquiera se dio cuenta cómo fue. La llevó a una caminata por el jardín. Cargaba una cesta con fruta, queso, pan, mantequilla y té. Extendió un mantel sobre el pasto, sacó las cosas y siguió hablando mientras empezaba a comer sin ofrecerle.
- Le gustaban las uvas - dijo la enferma.
- Entiendo que lo extrañes.
Sí - dijo la enferma acercándose un racimo de uvas -. Besaba regio. Y tenía suave la piel de los hombros y la cintura.
-¿Cómo tenía? Ya sabes - dijo la amiga como si supiera siempre lo que la torturaba.
- No te lo voy a decir - contestó riéndose por primera vez en meses. Luego comió queso y té, pan y mantequilla.
- ¿Rico? - le preguntó Elidé.
- Sí - le contestó la enferma empezando a ser ella.
Una noche bajaron a cenar. La tía Daniela con un vestido nuevo y el pelo brillante y limpio, libre por fin de la trenza polvorosa que no se había peinado en mucho tiempo.
Veinte días después ella y su amiga habían repasado los recuerdos de arriba para abajo hasta convertirlos en trivia. Todo lo que había tratado de olvidar la tía Daniela forzándose a no pensarlo, se le volvió indigno de recuerdo después de repetirlo muchas veces. Castigó su buen juicio oyéndose contar una tras otra las ciento veinte mil tonterías que la había hecho feliz y desgraciada.
- Ya no quiero ni vengarme - le dijo una mañana a Elidé -. Estoy aburridísima del tema.
El Ponte Vecchio desde dentro del corredor vasariano
- ¿Cómo? No te pongas inteligente - dijo Elidé-. Éste ha sido todo el tiempo un asunto de razón menguada. ¿Lo vas convertir en algo lúcido? No lo eches a perder. Nos falta lo mejor. Nos falta buscar al hombre en Europa y África, en Sudamérica y la India, nos falta
encontrarlo y hacer un escándalo que justifique nuestros viajes. Nos falta conocer la galería Pitti, ver Florencia, enamorarnos en Venecia, echar una moneda en la fuente de Trevi. ¿Nos vamos a perseguir a ese hombre que te enamoró como a una imbécil y luego se fue?
Habían planeado viajar por el mundo en busca del culpable y eso de que la venganza ya no fuera trascendente en la cura de su amiga tenía devastada a Elidé. Iban a perderse la India y Marruecos, Bolivia y el Congo, Viena y sobre todo Italia. Nunca pensó que podría convertirla en un ser racional después de haberla visto paralizada y casi loca hacía cuatro meses.
- Tenemos que ir a buscarlo. No te vuelvas inteligente antes de tiempo - le decía.
- Llegó ayer - le contestó la tía Daniela un mediodía.
- ¿Cómo sabes?
- Lo vi. Tocó en el balcón como antes.
- ¿Y qué sentiste?
- Nada.
-¿Y qué te dijo?
- Todo.
- ¿Y qué le contestaste?
- Cerré.
-¿Y ahora? - preguntó la terapista.
- Ahora sí nos vamos a Italia: los ausentes siempre se equivocan.
Y se fueron a Italia por la voz del Dante: "Piovverà dentro a l'alta fantasía."

************

Cuando un hombre que está vivo te hace llorar, hay que dejarlo. Sólo se llora por los amantes muertos.
Clara Obligado

************

domingo, 1 de enero de 2012

Amor ardiente Josef Strauss op. 129 polka mazurca

La vida del que vive lejos de su entorno familiar cercano tiene el placer, y la servidumbre, de tener que regresar periódicamente en esas fechas tan señaladas, ejem... Cuando la distancia es considerable esos retornos se espacian tanto en el tiempo que dan la oportunidad de ver los cambios que resultan imperceptibles para los residentes habituales. Y lo mismo se aplica tanto a las ciudades como a las personas. La navidá es uno de esos periodos ineludibles y tiene de bueno que el encuentro casual se propicia a la vuelta de cualquier esquina.
Y luego llega el regreso. Estos últimos años coincide que no cabe hacerlo otro día que no sea el uno de enero y madrugando, con la niebla aún cerrada y la cencellada rondando. Y también el concierto de Año Nuevo en RNE-clásica. Y multiplica el placer de oírlo a través de las carreteras solitarias el escuchar la narración y los comentarios de José Luis Pérez de Arteaga que consigue con su entusiasmo y su inmenso conocimiento que uno se sienta como si estuviera sentado en el patio de butacas austríaco.
Soy una absoluta ignorante en música y en la clásica más aún, pero me ha encantado este Amor ardiente de Josef Strauss que queda dedicado inevitablemente a mi nuevo sobrino Gonzalo al que he tenido la suerte de poder ver y tener en mis brazos sólo con horas de vida: la felicidad es esto.
Y como decíamos en los brindis, que el 2012 sea, sea, sea..., bueno, con que sea ya nos vale.