viernes, 9 de marzo de 2012

Quejarse de vicio

Suena el despertador. Hay que levantarse. Lo que cuesta, hay que ver.
-Quejica, eres una mierda de quejica. Tú tienes piernas.
-Claro que tengo piernas, si no tuviera lo haría Rita.
Ya. Pues hay gente que no las tiene. Y no sólo se levanta, sino que anda. Y corre. Que se las pela, además. Y que se plantea ser el más rápido pudiéndose conformar con que ya hace bastante con poder caminar.

Se llama Oscar Pistorius y ayer tarde estuvo compartiendo unos minutos de su tiempo con un grupo de chavales que para correr sólo tienen que ponerse a hacerlo, sin más. Seguro que hoy se han levantado siendo más conscientes de la suerte que tienen y de que no hay casi nada imposible. Y yo he tenido la suerte de despertar a uno de ellos a besos :-)

La noticia en estos dos vídeos cortitos: no ha habido posibilidad de insertarlos, hay que pinchar en el enlace.

L'exemple de Pistorius (en catalán)

Oscar Pistorius habla del esfuerzo que supone ir a unos JJOO (en inglés)




Corren, corren pels carrer corren...  (Gossos)


4 comentarios:

  1. Carmen, aunque esta clarísimo que Pistorius es todo un ejemplo de lucha y superación, no creo ser demasiado mal agorero si afirmo que nunca podrá participar en unos juegos olímpicos, como parece desprenderse del video. Ya creo que en cierta manera batió una marca, y al final no se le dieron por válida por que determinaron que las prótesis distorsionaban los tiempos reales (de alguna manera sus tiempos nunca podrán ser comparados totalmente con los tiempos de corredores normales).
    Por ponerte una ejemplo exagerado: es como si un boxeador discapacitado manco le pusieran un puño de metal para poder combatir.
    Será sin duda uno de los mejores atletas que participe en juegos paralímpicos y nunca sabremos su potencial real si no tuviera esa discapacidad, pero no creo que se le permita correr carreras del circuito oficial con corredores no discapacitados, ya que esto sería distorsionar de alguna manera la competición. Y sin quitarle por eso ningún mérito.

    PD. Me gusta Gossos... aunque especialmente su primera etapa. Cuando era adolescente me pilló una época que escuchaba una y otra vez canciones como Mira'm be o Pensa en els dies. Ah!! Aquellos dulces años!!

    ResponderEliminar
  2. Ya ves... escribo yo más que tú haciendo la entrada. Bueh, pero tu hablas más... ;D

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. No valoramos lo que tenemos.
    La música, me encanta.
    besosss

    ResponderEliminar
  4. @Vigo, supongo que será cuestión de interpretación. Por mi propia experiencia, los pies sólo ayudan a no perder el equilibrio, la fuerza y el esfuerzo recae en las piernas y en la capacidad pulmonar. A mí me gustaría verle compitiendo en los circuitos habituales, sería un estupendo estímulo para todos.
    Qué monas las canciones, no las conocía, qué apropiadamente adolescentes..., ains, qué potitas, pero eso de que hablo más..., eso son inshidiashs, grrr :-P

    @Carmela, lo importante de todo esto es saber que siempre hay una salida si existe voluntad, que no es omnipotente, pero casi. Y gente así nos lo recuerda. Un besote.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...