miércoles, 1 de agosto de 2012

Agost



Descamisat Sisquet fa tard,
diu adéu a la colla.
L´han vacunat contra l´asfalt
en un poblet de costa

on d´amagat l´espera
darrere de l´església
mig tremolós
aquell petó
que tindrà gust a sal de mar i a nit
plena d´estrelles.

Un pel suat Cesc s´ha llevat
de fer la migdiada,
mentre al costat la dona va
desant rasclets i pales.
 

I miran com la nena
rebossada d´arena
dorm al sofà
pensa que mai
tindrà millor moment per anar buscar
la parelleta.

Que arribi l´agost,
feixuc i mandrós,
que ens fa recordar
la bellesa del temps que passa a poc a poc.

Des del cafè el senyor Francesc
mira la gent com tomba
fent el tallat on fa tants anys
té un reservat a l´ombra.
 

I quan la dona arriba
li acosta la cadira
del seu costat
i li estreny la mà
pensant que el mar és com la vida
que no atura el ritme mai.

Que arribi l´agost,
vital i enganxós,
per treure´ns les presses
i recuperar la tendresa del món.

Que arribi l´agost,
feixuc i mandrós
que ens fa recordar
la bellesa del temps que passa a poc a poc.


Agost.- Els Pets




Descamisado Sisquet llega tarde,
dice adiós a la pandilla.
Lo han vacunado contra el asfalto
en un pueblecito de costa

Donde a escondidas le espera
detrás de la iglesia
medio tembloroso
ese beso
que tendrá sabor a sal de mar y a noche
llena de estrellas.

Un poco sudado Cesc se ha levantado
de echar la siesta,
mientras al lado la mujer
va guardando rastrillos y palas

Y mirando cómo la niña
rebozada de arena
duerme en el sofá
piensa que nunca
tendrá mejor momento para ir a buscar
la parejita.

Que llegue agosto,
pesado y perezoso,
que nos hace recordar
la belleza del tiempo que pasa poco a poco.

Desde el café el señor Francisco
mira la gente cómo pasea
tomando el cortadito donde hace tantos años
tiene un reservado a la sombra

Y cuando llega la mujer
acerca la silla
a su lado
y le estrecha la mano
pensando que el mar es como la vida
que no detiene el ritmo nunca.

Que llegue agosto,
vital y pegajoso,
para quitarnos las prisas
y recuperar la ternura del mundo.

Que llegue agosto,
pesado y perezoso
que nos hace recordar
la belleza del tiempo que pasa poco a poco.