domingo, 30 de marzo de 2014

Gorgorito

En ocasiones, pocas, todo lo que pasa en un breve espacio de tiempo confluye en la misma dirección. Y a veces, muy pocas, yo me dejo llevar. 

"La tarde en que lo conoció la tierra y el cielo parecieron confundirse.
Todo lo dejó para seguirle, cambió de hábitos, cambió de amigos y cambió
su vida entera sólo para complacerle.

"Cuando el vendaval que acabó con el amor lo devastó todo, no quedó en
pie ni el dolor, ni el rencor, ni la melancolía, sólo sobrevivió el
olvido."


"El olvido", de Pilar Aguarón.

Y me encuentro con esto también:

(extracto)

La amistad protege y el amor cura
el odio contagia y hiere
la indiferencia mata.

Lois Pereiro

Y entonces me pongo silbar esta canción:

2 comentarios:

  1. Que casualidades, publicas el mismo día en que yo iba volando a tu tierra!!!, ni idea de que eres y vives en Sitges, un lugar precioso. Me hubiera encantado verte, que pena. Fui por algo de trabajo, unas Jornadas, y fué visto y no visto, pero me recorrí el barrio antiguo, la calle del pecado (o era del perdón,...jajaja ahora me lío), las casitas de segunda fila de la playa...todo lo que pude. Me encantó.


    El olvido, y la indiferencia...son terribles.

    Un abrazo, C.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Barcelona fue mi tierra por un tiempo muy feliz;, en Sitges estuve un par de veces y goza, como todo el litoral, de esa luz mediterránea tan característica y especial, no me extraña que te encantara.

    Lástima la no coincidencia.., ya habrá más.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...