lunes, 22 de septiembre de 2014

De fotos antiguas y postres

 Esta vez ha sido el día que la clausuraban cuando he podido acercarme a la Biblioteca Nacional y disfrutar de la estupenda exposición de Fotografía en España 1850-1870 que ha tenido lugar hasta ayer mismo; recuerden, este es un blog de no actualidad.
 


















Los brilli-brilli son producto del cristal protector. Para ver con mejor calidad una parte de las fotos de la exposición pinchad aquí.


















He elegido estas dos concretamente porque una es de -oh- Barcelona ya desaparecida y la otra de los cielos de Madrid que se pueden ver cada día a poco que se ponga interés, la meseta es lo que tiene.

Pero no solo se alimenta una de fotos, también hay que reponer fuerzas cuando una mañana de domingo ha sido dura y calurosa y es entonces cuando hay que tomar conciencia de que la comida sana es una necesidad, sobre todo a la hora de pedir un postre. Y hay algunos que ponen a prueba además tu sentido de lo que es correcto y equilibrado y te dejan pensando a qué mente perversa, -y golosa-, se le puede ocurrir elaborar un plato que se llame «lasaña de frutas». Te deja pensando, pero dejas de hacerlo en cuanto que lo pruebas. Ah, la felicidad instantánea podría ser esto, sí.




2 comentarios:

  1. Un buen postre para una exposición con una pinta estupenda. Ay y tu Barcelona del alma ��

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. El postre y el arroz que nos metimos entre pecho y espalda que no dio tiempo a fotografiar porque teníamos más hambre que dios talento.
    Aquí ando, integrándome, crisol de culturas que es Lavapiés, yavestú.
    XD

    Abraçada.

    ResponderEliminar

Abuelito/a , dime tú...