sábado, 28 de enero de 2017

Mi jockey 5/43

La deriva tierna de los jockeys.
Ah, los servicios de urgencias de los hospitales.

jueves, 26 de enero de 2017

Manual para mujeres de la limpieza 4/43

Coja el autobús y viaje con la protagonista a las casas de los empleadores. 
La gente pobre siempre está acostumbrada a esperar.
Mención especial a las recomendaciones para las mujeres de la limpieza, me las apunto todas.
La catarsis es obligada y necesaria.

domingo, 22 de enero de 2017

Estrellas y santos 3/43

Esperen. Déjenme explicar...

He de decir que yo he tenido malentendidos, monjas como las que describe la protagonista, compañeras crueles, he sido obediente hasta límites idiotas e incluso comparto su opinión del limbo... me ha faltado un abuelo que llamase cuervos a las monjas, eso sí.
Acabo de descubrir una carencia en mi educación, nchts.

miércoles, 18 de enero de 2017

Doctor H.A. Moynihan 2/43

N.B. Sigo leyendo por orden los relatos que componen el Manual para mujeres de la limpieza de Lucia Berlin.

La lectura de este relato me reafirma en la opinión de que uno de los mayores logros de la humanidad es haber desarrollado los analgésicos. La descripción del taller, que mejor sería denominado guarida, del protésico dental metido a dentista o viceversa es pavorosa. Tan gráfica que casi salpica.
Pero lo mejor de todo es el diálogo final entre madre e hija acerca del abuelo. Si el relato no te ha acabado de enganchar es leer las tres últimas líneas y te dan ganas de levantarte para dar un beso a la autora.

Y luego tararear Tú que eres tan guapa y tan lista, tú que te mereces un príncipe, un dentista, ¡tú! te quedas a mi lado y el mundo me parece más amable, más humano, menos raro.

domingo, 15 de enero de 2017

Lavandería Ángel 1/43

Del Manual para mujeres de la limpieza de Lucia Berlin.

...un cinturón zuni.

...sillas amarillas de plástico, unidas en hilera como las de los aeropuertos, rechinaban en el linóleo rasgado y el ruido daba dentera.

Vi hijos, hombres y jardines en mis manos.

Cualquiera que diga que sabe cómo te sientes es un iluso.

Comercios destartalados y chatarrerías, locales donde venden cosas de segunda mano (...). Almacenes de cereales y legumbres, pensiones para parejas y borrachos y ancianas teñidas con henna que hacen la colada en la lavandería de Ángel. Adolescentes chicanas recién casadas van a la lavandería de Ángel (...). La gente de paso va a la lavandería de Ángel (...). Pero sobre todo son indios los que van a la lavandería de Ángel.
(...) Yo voy a la lavandería de Ángel (...) vi un cartel amarillo que decía: AQUÍ PUEDES LAVAR HASTA LOS TRAPOS SUCIOS.

De como una lavandería se convierte en refugio, confesionario y repertorio de vidas, las nuestras, las de nuestros conocidos, las que nos cuentan, las que aparecen en los sucesos con una breve línea si cabe.

Empieza francamente bien este Manual.

jueves, 5 de enero de 2017

Hello, hello again

Había una canción que se llamaba así pero yo me he decidido por una de navidá para este regreso. Y dado el tiempo que ha estado esto desaparecido y que si, ya en sus buenos tiempos, las visitas eran muy discretas, me curo en salud y la bienvenida me la doy yo misma en previsión, ejem.

Así que con nocturnidad y sin ruido vuelvo para seguir con lo que hacía, fuera lo que fuese que hiciera.

Feliz 2017 pa' tós.

 


Estem montant una festa a la vora
on tothom volem que sigui convidat.
Farem dels ulls fanals que escalfin les hores
i ens encenguin la felicitat.
Sonen campanes de benvinguda
T'esperem amb els braços oberts.
Saps que sempre tindràs la nostra ajuda.
Corre, afanya't que afora fa fred.

I als vidres entelats dibuixarem la utopia
somniarem abraçar-la algun dia

Des de Orient fins a Occident
Sense barreres que puguin trencar el somriure
Que l'escalfor és el millor present
Omplint-la de color i fem un món més lliure.

Tu és l'estrella.

Portarem un sac ple d'instruments
Compartirem sostre amb gent d'aqui i d'allà
Tocarem ritmes que ara ja són nostres
també vingueren més enllà del mar.

Tu és l'estrella.

 Campanes de benvinguda.- Buhos