miércoles, 18 de enero de 2017

Doctor H.A. Moynihan 2/43

N.B. Sigo leyendo por orden los relatos que componen el Manual para mujeres de la limpieza de Lucia Berlin.

La lectura de este relato me reafirma en la opinión de que uno de los mayores logros de la humanidad es haber desarrollado los analgésicos. La descripción del taller, que mejor sería denominado guarida, del protésico dental metido a dentista o viceversa es pavorosa. Tan gráfica que casi salpica.
Pero lo mejor de todo es el diálogo final entre madre e hija acerca del abuelo. Si el relato no te ha acabado de enganchar es leer las tres últimas líneas y te dan ganas de levantarte para dar un beso a la autora.

Y luego tararear Tú que eres tan guapa y tan lista, tú que te mereces un príncipe, un dentista, ¡tú! te quedas a mi lado y el mundo me parece más amable, más humano, menos raro.

2 comentarios:

Abuelito/a , dime tú...