lunes, 7 de agosto de 2017

Melina 16/43

Unos meses más tarde Melina se dio cuenta de que estaba embarazada. Loca de alegría, se lo contó a su marido. Él se puso hecho una furia. No puede ser, dijo, me hice una vasectomía. ¿Qué? Melina se indignó. ¿Y te casaste conmingo sin decírmelo? Lo echó de la casa a patadas, cambió las cerraduras. Él le mandó flores, le escribió cartas apasionadas. Durmió delante de la puerta hasta que al final lo perdonó.



Gente que pisa la vida de otros, gente que sólo se preocupa de su ombligo, gente que es feliz a costa de otros. Esa. Gente.

1 comentario:

Abuelito/a , dime tú...